Sin disciplina al comer diabetes ganará terreno

Pin It

La enfermedad de la diabetes tiene una alta prevalencia en México y en Aguascalientes de por lo menos el 11% de la población, donde los factores de tipo ambiental influyen de manera importante para ese aumento, ya que los mexicanos tienen una alta predisposición por los alimentos con alto contenido de calorías y no hay una adecuada educación para alimentarse. Así lo destacó el médico endocrinólogo Jorge Anselmo Valdivia López.

Pin It

Té verde, café y los beneficios para las personas con diabetes

Pin It

Un nuevo trabajo de investigación asocia el consumo del té verde y café a un menor riesgo de muerte por determinadas causas en pacientes con diabetes

Según la Fundación para la Diabetes, en España aproximadamente 5 millones de personas tiene diabetes y casi la mitad aún desconoce que ha desarrollado dicha enfermedad. Si bien, existen elementos que pueden hacer la vida más fácil a las personas con esta patología, como el té verde y el café.

Pin It

Adultos mayores pueden prevenir la diabetes aumentando su masa muscular

Pin It

Al aumentar la masa muscular incrementan los receptores GLUT 4 que reciben la insulina e introducen el azúcar en el músculo

El confinamiento por la pandemia del Covid-19 puede provocar un aumento del sedentarismo en los adultos mayores y, esa falta de movilidad, se traduce en menos masa muscular, necesaria para el control de la glicemia, producir movimiento, mantener las posturas, proteger las articulaciones y evitar caídas.

Pin It

¿Comer demasiados dulces puede causar diabetes?

Pin It

Se ha señalado al azúcar como la principal culpable de la aparición de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que ha aumentado su incidencia en los últimos años hasta subir en cuatro veces en las últimas tres décadas. Pese a que cada vez se habla más de ella, aún hay mitos que se mantienen acerca de esta dolencia.

Pin It

Quien está en línea

Hay 231 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta