Vivir con diabetes: un médico que padece la enfermedad nos da sus consejos

Pin It

La diabetes es un padecimiento crónico que afecta a muchas personas, pero vivir con él puede requerir solo monitoreo y cambios en el estilo de vida

Si padeces diabetes tipo 2 ya sabes que esa es una condición que tendrás que manejar durante toda la vida y, por eso, es muy importante que tengas la información y el apoyo que vas a necesitar para controlar adecuadamente ese padecimiento. “Hay tres cosas básicas que siempre debe tener en cuenta toda persona que vive con diabetes”, dice el Dr. Gustavo Forteza, quien además de médico es paciente de diabetes. “Lo primero y esencial es tener un control constante del nivel de azúcar en la sangre, algo que hoy día se puede hacer de manera confortable, fácil y muy segura desde tu casa. También debes saber que te toca llevar siempre una dieta lo más saludable posible y mantenerte activo físicamente”.

Hemos hablado antes sobre los síntomas de la diabetes y algunos puntos, pero aquí abordaremos lo más esencial para vivir con esta enferemedad.

Alimentación con Diabetes

El especialista nos comenta que una considerable mayoría de las personas con diabetes presentan sobrepeso, al menos en el momento en que son diagnosticados, y su dieta suele estar compuesta de todo lo que debe evitarse: alta en grasas, azúcares y carbohidratos. Como consecuencia, su indicador de colesterol en la sangre está fuera de los límites saludables y, con frecuencia, presentan también hipertensión. “Cada una de esas condicionantes pueden ser solucionadas con cambios en el estilo de vida, que dependen de nosotros mismos y no del médico que nos atiende. El médico nos da indicaciones y sugerencias, y nos monitorea, pero hacerle caso es nuestra responsabilidad”. 

Para ayudarnos en específico con el tema de la dieta, conversamos también con la Dra. Maribel Santa Cruz, Nutricionista y Homeópata certificada, quien nos confirma que las hortalizas y los vegetales deben convertirse en parte esencial de la dieta de las personas con diabetes. “La proporción de verduras en la dieta del diabético debe ser de un mínimo de 2½ a 3 tazas por día”, dice la Dra. Maribel, quien agrega que deben elegirse verduras frescas y menciona las de color verde oscuro y amarillo profundo, como el pepino, el brócoli, la lechuga romana, el repollo, la acelga y los pimientos.

Sobre las proteínas de origen animal, comenta que “debe comerse pescado y aves con más frecuencia que el vacuno, siempre retirando la piel del pollo y el pavo, y cocinándolos al horno o a la parrilla, nunca fritos. En cuanto a las frutas, menciona que se consuman de 1½ a 2 tazas al día, y pueden ser frutas frescas, congeladas o enlatadas, siempre que no tengan azúcar añadida ni jarabe. Las manzanas, cerezas, la naranja, la papaya y la piña están en su lista, y también pueden consumirse como jugos… “Y grasas, dulces y alcohol, deben reducirse a la mínima expresión”. En otras palabras, es esencial renunciar al azúcar.

Ejercicio con Diabetes

Sobre los ejercicios más recomendados para las personas con diabetes, el Dr. Forteza dice que “caminar, correr y trotar son ejercicios aeróbicos que aumentan la circulación y, por lo tanto, los mejores. Debe establecerse una rutina con un entrenador, un consultor de diabetes y ponerlo en conocimiento del médico”.  También, nos recuerda que “quienes padecen de diabetes, tienen que cuidar sus ojos, porque son propensos a sufrir retinopatía, que afecta los pequeños capilares de la retina del ojo, resultando en un escape de sangre y líquido. La visita al oftalmólogo regularmente es esencial para nosotros, que vivimos con diabetes”.  

Medicarse con Diabetes

Por último, sobre los medicamentos sin receta médica que todo el mundo suele consumir para afecciones comunes, la recomendación es revisar las etiquetas e instrucciones, “que si un medicamento de venta libre no debe ser tomada por alguien que padezca de diabetes, tienen que indicarlo”. De cualquier manera, nunca está de más consultar con su médico hasta para algo tan simple como una pastilla para el dolor de garganta o un resfriado. 

Fuente: gq.com.mx

Pin It