Aumento de actividad física, vital para los pacientes con diabetes

Cualquier enfermedad crónica requiere que el paciente adopte un nuevo estilo de vida, en el que la actividad física ocupa un lugar fundamental. En el caso de la diabetes, esta indicación cobra mucha importancia, pues, para mejorar los niveles de azúcar en la sangre, las personas con este padecimiento deben realizar, como mínimo, tres minutos de actividad ligera por cada 30 minutos que pasen sentados, ya sea al trabajar o al ver televisión.

Con anterioridad, la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA) recomendaba esta actividad por cada 90 minutos, situación que ha cambiado, especialmente para aquellos con diabetes tipo 2. Las actividades a realizarse pueden ser:
-Estiramientos con los brazos por encima de la cabeza.
-Caminar en el sitio.
-Levantamientos o extensiones de piernas.
-Giros en el sillón del escritorio
-Torsiones del torso y zancadas laterales.

“Estas directrices actualizadas buscan garantizar que todo el mundo siga moviéndose físicamente durante todo el día, al menos cada 30 minutos, para mejorar la gestión de la glucosa en la sangre”, señaló la autora principal de las directrices, Sheri Colberg-Ochs, asesora y directora de condición física de la ADA.

Es importante señalar que estos cambios deben integrarse al ejercicio regular. Los ejercicios específicos pueden ser aeróbicos, entrenamientos de resistencia, flexibilidad y equilibrio. Todos ellos como parte del estilo de vida.

Beneficios
-Mejor control del azúcar en la sangre.
-Disminución del riesgo cardíaco.
-Control del peso.
-Mejora en la sensibilidad a la insulina, entre otros.
-En cuanto a las mujeres con diabetes gestacional, se recomienda el ejercicio aeróbico y de resistencia.

Recuerda que los programas de ejercicio deben estar supervisados por un especialista. Consulta con un médico qué tipo de actividad física es mejor para ti.

Fuente: Hola Doctor