Usarán modelos matemáticos para prevenir la diabetes

Pin It

Con el uso de modelos matemáticos se podrá prevenir con mayor margen de tiempo la aparición de diabetes tipo 2, a través del análisis y alteración de la molécula glucagón.

Los  científicos de la Escuela de Medicina, unidad Norte, de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec), son los encargados de llevar a cabo este procedimiento.

El doctor Víctor Daniel Boone Villa, profesor investigador de la Escuela de Medicina, unidad Norte, de la Uadec, señaló: “Mucho se habla en cuanto a la manera de prevenir la diabetes, que es uno de los males que más aquejan al pueblo de México, pero desgraciadamente nos estamos quedando en una etapa cuando el riesgo ya es inminente, cuando ya casi estás enfermo. Para que la prevención realmente surta efecto hay que tomarla mucho antes, cuando todavía no estás enfermo o cuando el cuerpo da las primeras señales de que hay riesgo de desarrollar la enfermedad”.

El investigador comentó en entrevista al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt), que la diabetes tipo 2 tiene componentes bioquímicos, nutricionales, genéticos, etcétera, que dan una variabilidad muy grande entre los subtipos de diabetes 2 que se pueden generar.

Conoce más: El 90% de los casos de diabetes en el país se deben a la obesidad

“Nos estamos enfocando en una molécula que es conocida, a grandes rasgos, como la contraparte de la insulina: el glucagón. Si la insulina hace que te disminuya la concentración de glucosa en la sangre, el glucagón es una hormona que, cuando tienes poca concentración de glucosa, saca las reservas para que regrese a niveles normales”, señaló el especialista.

Aunque falta mucho camino por recorrer para lograr este objetivo, se estima que el tiempo de detección para anticipar la aparición de diabetes mediante este modelo matemático podría ser entre uno y tres años antes.

Fundación Carlos Slim a través del modelo integral CASALUD, busca solucionar los retos más apremiantes en materia de Salud Pública en México identificando de manera oportuna enfermedades crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer. A través de la reingeniería de los servicios en los centros de salud de primer contacto.

Mediante el desarrollo de la Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO®), se ha establecido un protocolo de tamizaje de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y función renal. Para determinar el estado físico de las personas e identificar si padecen alguna enfermedad no transmisible.

Fuente: Fundación Carlos Slim

Pin It