Los sustitutos del azúcar no promueven el consumo de más calorías, según estudios

Pin It

Un equipo revisó 79 estudios publicados sobre el consumo humano de los sustitutos del azúcar, como el aspartame, la sacarina, la estevia y la sucralosa. Los resultados revelan que no promueven el consumo de más calorías ni la obesidad.

Algunos estudios previos los habían asociado, en especial en las gaseosas dietéticas, a un aumento del apetito o a un cambio en cómo el organismo utiliza el azúcar. Pero otros estudios los han vinculado con pérdidas de peso exitosas.

En International Journal of Obesity, los investigadores concluyen que su uso, en lugar del azúcar común, puede llevar a una reducción del consumo de calorías y del peso corporal. "Reemplazar el azúcar con los endulzantes dietéticos reduce el consumo de calorías y el peso", dijo el autor principal, Paul Rogers, investigador especializado en psicología de la Universidad de Bristol, Reino Unido. "Los endulzantes reducidos en calorías pueden ayudar con el manejo del peso corporal", añadió.

Diez de los documentos se concentraban en el consumo de gaseosas dietéticas en estudios prospectivos a grupos de adultos y niños, con períodos de seguimiento de entre uno y 20 años. Seis de esos estudios vinculaban el uso de endulzantes con una disminución del riesgo de obesidad.

El análisis de los datos de los tres estudios prospectivos más grandes le atribuyó a esos productos una disminución de 0.10 kg de peso por cada porción diaria consumida durante cuatro años. Otro análisis de nueve de esos estudios no halló un vínculo entre los endulzantes y el aumento de peso.

El equipo también revisó 56 artículos sobre experimentos en los que los participantes comían y bebían distintos tipos de productos durante un día o menos. Los resultados muestran que el consumo de endulzantes en vez de azúcar fue vinculado consistentemente con el consumo de menos calorías durante los breves experimentos.

Los participantes habían consumido casi la misma cantidad de calorías, sin importar si bebían gaseosas dietéticas, productos sin endulzar o agua. "Mientras que una respuesta a una reducción del consumo de productos dietéticos sería relajar las restricciones con otros alimentos, otra sería redoblar los esfuerzos para ingerir menos calorías", dijo Rogers.

El doctor George Bray, del Centro de Investigación Biomédica Pennington, Baton Rouge, Luisiana, dijo que las personas que hacen dieta también deberían recordar que aun cuando los endulzantes no hacen estragos, las bebidas dietéticas no son las bebidas ideales. "Básicamente, el agua de fuentes seguras es la mejor opción", indicó Bray, que no participó del estudio.

Fuente: Scientific American

Pin It