¿Conoces los beneficios del colágeno y el magnesio?

Pin It

La combinación de colágeno y magnesio en un solo medicamento, es la dupla perfecta que nos permitirá obtener grandes beneficios para la salud.

El colágeno es una proteína que compone los tejidos conectivos del cuerpo humano, abarca tendones, ligamentos, piel, huesos, cartílagos, tejido hematológico, adiposo, órganos y músculos.

Permite la formación de las fibras, a partir de las cuales se crean las estructuras del organismo. Entre sus beneficios están el crecimiento y fortalecimiento de las uñas y el cabello, mejora la apariencia de la piel, así como brinda elasticidad y firmeza, y retarda la aparición de arrugas, de líneas de expresión y de la celulitis, entre otros.

El magnesio es un nutriente que el organismo necesita para realizar diversos procesos, como regular la función de los músculos y el sistema nervioso, así como los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea, además de fortalecer el sistema inmunológico.

¿Cuál se puede comprar?

El colágeno con magnesio de Ana María Lajusticia es uno de los más reconocidos y con mejores valoraciones en el mercado, ya que no contiene azúcares ni edulcorantes, promueve la producción de insulina, y en los diabéticos de tipo 2, ayuda a equilibrar los niveles de glucosa en la sangre.

Podrás encontrarlo en presentaciones de 180 y 450 comprimidos. Debe utilizarse como complemento alimenticio, en combinación con una alimentación saludable; su inclusión dentro de la rutina diaria permitirá la regulación de las funciones vitales del organismo y un aporte correcto de energía.

¿Sabes qué es el citrato de magnesio y qué beneficios tiene para la salud?

El citrato de magnesio es un compuesto que combina magnesio con ácido cítrico, lo que permite que el magnesio tenga un grado de absorción más rápida. La combinación resulta muy eficaz, ya que si se toma el magnesio sin unirlo a ninguna otra molécula, se perdería gran parte y no se realizaría la absorción adecuada. Bajo esta combinación tiene un alto grado de solubilidad en comparación con otras formulaciones.

La deficiencia de este compuesto en el organismo puede provocar diversas patologías, ya que interviene en más de 600 procesos químicos del organismo, relacionados con el metabolismo celular y la generación de energía.

De tal manera que esta combinación se recomienda como suplemento nutricional, para cubrir algunas deficiencias, mantener los niveles adecuados, así como para aliviar y corregir las patologías derivadas de su carencia.

El citrato de magnesio nos proporciona una gran cantidad de beneficios, a nivel estructural, metabólico y regulador. Es una de las principales fuentes de energía, al convertir los carbohidratos, las proteínas y las grasas a nivel celular.

Está indicado para reforzar la capacidad de generación y conservación del tejido óseo, y como coadyuvante en los problemas de fatiga, calambres musculares y cansancio.

Las temidas migrañas pueden aliviarse con la toma de este suplemento, al relajar la presión de las venas y arterias de la cabeza, favoreciendo la circulación sanguínea y el sistema cardiovascular.

Los molestos y dolorosos calambres también se pueden aliviar, ya que el citrato de magnesio actúa como un relajante muscular natural.

La regeneración  de las fibras musculares es otra de sus propiedades, de manera que para los deportistas es clave tras los entrenamientos, ya que les permite reponerse mucho más rápido del esfuerzo y mejorar el rendimiento deportivo.

Consideraciones al tomar citrato de magnesio

Son múltiples los beneficios para la salud, sin embargo, debemos tener en cuenta algunos de sus posibles efectos secundarios:

     Puede producir un efecto laxante, al aumentar el número de evacuaciones.

     Puede originar reacciones alérgicas, erupciones, inflamación de boca o el rostro, mareos, arritmias o dificultades respiratorias.

     Su ingesta, conjuntamente con otros medicamentos, puede interferir en el efecto esperado, reduciendo la eficacia.

     El exceso del mismo puede producir hipermagnesemia, lo que puede conllevar a bajadas de tensión repentinas, arritmias, debilidad muscular, confusión, así como pérdida de sensibilidad y movimiento.

Es recomendable tomarlo bajo supervisión profesional, para ajustar el tratamiento a cada caso en particular, manejando la dosis correcta y el tiempo estimado del tratamiento.

Pin It

Quien está en línea

Hay 811 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta