Fumar hookah puede causar diabetes y obesidad

De acuerdo con un estudio de Brighton and Sussex Medical School, fumar hookah o shisha, aumenta riesgo de desarrollar diabetes y obesidad. La investigación mostró que los fumadores de este tipo de pipas tienen mayor probabilidad de tener diabetes tipo 2.

Los investigadores sugieren que la asociación con la diabetes y obesidad puede encontrarse en la estimulación que ejercen las toxinas sobre la respuesta inflamatoria. Esto hace que los tejidos se vuelvan resistentes a los efectos de la hormona insulina, que regula la glucosa en sangre.

Asimismo, señalan que el uso de narguile está relacionado con otros comportamientos sociales que llevan a las personas al aumento de peso.

Hookah aumenta riesgo de desarrollar diabetes y obesidad

El estudio publicado en Diabetology & Metabolic Syndrome incluyó a 9 mil 840 participantes; 6 mil 742 eran no fumadores; 976 ex fumadores; 864 fumadores de cigarro; mil 67 fumadores de narguile y 41 fumaba narguile y cigarro.

Sus resultados fueron medidos mediante análisis bioquímicos hechos a través de exámenes de sangre. A partir de ello se observó que la obesidad, síndrome metabólico, diabetes y dislipidemia se asociaron con el hábito de fumar hookah.

En este sentido, el análisis echa abajo la creencia de que fumar a través de hookah es menos tóxico. Por el contrario, Gordon Ferns, jefe del Departamento de Educación Médica de BSMS, afirma que una sesión de fumar narguile puede ser equivalente a más de un paquete de cigarros.

Su uso aumenta riesgos de salud

Las personas que fuman a través de hookah pueden estar expuestos a mayores volúmenes de metales pesados de alquitrán. Incluso se someten a la inhalación de diferentes productos químicos cancerígenos durante periodos más prolongados que los que fuman cigarro.

El experto resalta que esta alternativa de fumar no es inofensiva y puede traer mayores problemas de salud. De hecho, se asocia con el aumento de enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer.

Fuente: Sú Médico