Comprueba investigación México-estadunidense la hipersensibilidad a la luz por parte del paciente con diabetes

Investigadores de México y Estados Unidos desarrollaron un modelo físico-teórico que permite evaluar la absorción de luz en el fondo del ojo. Con una innovadora técnica lograron comprobar que las personas con diabetes tienen mayores posibilidades de sufrir afectaciones de la visión al exponerse a la luz, incluso en condiciones normales de iluminación, debido a que sus retinas son más sensibles.

La investigación de especialistas de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), en conjunción con pares del Colegio de Optometría de Chicago y de la Universidad Técnica de Múnich se basa en método matemático conocido como Monte Carlo, una herramienta para entender cómo la luz interacciona con el tejido ocular, que permite modelar matemáticamente ciertos escenarios. Por ejemplo, aumentos abruptos en la absorción de las capas retinales o cambios en sus espesores. Esto puede producir un aumento en el daño fotoquímico en el fondo del ojo debido a la radiación (luz) incidente.

“Los ojos, al igual que la piel, al exponerse a los rayos solares sin un protector puede presentar problemas a nivel microscópico. En particular, en casos de exposición extrema a la absorción de la luz ultravioleta (UV) puede producir radicales libres que causan daño en el tejido del fondo ocular”, explica el doctor Emiliano Terán Bobadilla, de la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la UAS y quien coordina el consorcio científico binacional. Refiere que aunque luz UV es la principal responsable de daños en los tejidos oculares, no es la única que puede impactar nuestra salud visual, la luz azul también puede llegar a tener impactos negativos.

“Nuestro trabajo tiene que ver con cómo la retina absorbe la luz del ambiente o de un objeto exterior. Encontramos que hay situaciones en las que la absorción de la luz, aunque sea en condiciones normales de iluminación, puede tener una consecuencia grave en la salud visual, es decir, si estás expuesto a diabetes y tienes una retinopatía diabética, tu retina es más sensible a la luz”.

El doctor en ciencias en óptica física detalla que la retinopatía diabética se presenta debido a que los incrementos en los niveles de azúcar generan cambios en la fisiología del fondo del ojo, lo que aumenta el espesor de la retina, en particular de la retina neuronal se vuelve más gruesa.

“Este engrosamiento es el que pudimos relacionar con el aumento de la absorción. En situaciones extremas produce un edema macular, que es un desprendimiento de la retina del fondo del ojo”.

De ahí el interés por evaluar el impacto de esa enfermedad por parte la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas, representada por el doctor Terán Bobadilla, y del departamento de Oftalmología del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud de la UAS, con la participación del doctor Efraín Romo García, especialista en retina y catedrático del programa de Optometría de la UAS.

Los resultados de la investigación hasta el momento fueron presentados en el Congreso de la Asociación para la Investigación en Ciencias de la Visión y Oftalmología (ARVO por sus siglas en inglés), celebrado en la ciudad de Baltimore, EU, en noviembre de 2017 y en Hawái en Mayo del 2018.

“El siguiente paso en la investigación es realizar un estudio clínico con base en los resultados del modelo físico”, refiere el doctor Terán Bobadilla, quien recientemente fue aceptado por ARVO en el Global Mentorship Program, además de haber sido reconocido con el Collaborative Research Fellowship 2018.

Fuente: Agencia ID