Señales que delatan la adicción al azúcar y aumentan el riesgo de padecer obesidad y diabetes

Pin It

Aunque no es reconocida la capacidad adictiva del azúcar, hay personas que pueden llegar a experimentarla

Si existe un producto que ha tenido un papel muy importante en el deterioro de los hábitos alimenticios y de la salud de las personas, definitivamente, es el azúcar, seguido por las harinas refinadas.

El azúcar pertenece a los carbohidratos y proporciona cuatro calorías por gramos, comparado con las grasas que aportan nueve, así lo publicó el portal Su Médico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las recomendaciones para disminuir el consumo de azúcares libres a lo largo de la vida, están fundamentadas en análisis aportados por los últimos datos científicos.

Esta información muestra que los adultos que ingieren menos azúcares tienen menor peso corporal. Es decir, el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta se relaciona con el aumento de peso.

En el caso de los niños, los que tienen niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas tienen mayor probabilidad de desarrollar sobrepeso y obesidad, comparado con aquellos que tienen un bajo consumo.

También se ha podido comprobar que el azúcar aumenta la segregación de insulina y contribuye a la obesidad y la diabetes.

Aunque no es reconocida la capacidad adictiva del azúcar, hay personas que pueden llegar a experimentarla. Por ello, es importante identificar las posibles señales de adicción a este alimento para controlar su consumo y prevenir enfermedades.

Señales que delatan la adicción al azúcar

  1. Deseos por terminar cada comida con algo dulce: A pesar de tener la sensación de saciedad, se siente la necesidad de comer alimentos dulces, particularmente aquellos que contengan azúcar en exceso como pasteles, chocolates o pastelillos industrializados.
  2. Ansiedad: Llegándose a manifestar con sudoración, temblores o inquietud.
  3. Irritabilidad excesiva: El disgusto puede ser una consecuencia de la carencia de azúcar luego de haberla consumido por períodos prolongados.
  4. Falta de concentración: La necesidad por algo dulce puede dificultar la concentración y otras actividades que requieren de mayor atención.
  5. Dolor de cabeza: Puede ocurrir luego de comer alimentos con mucha azúcar, al igual que después de haberla consumido en exceso por varias semanas.

Otras señales pudieran ser sudoración, cansancio crónico, mareos y resequedad en la piel.

De acuerdo con la OMS el consumo de azúcar diario de una persona adulta no debe superar los 25 gramos, aproximadamente.

Sin embargo, debes consultar con un especialista en nutrición para que te dé las recomendaciones acerca de la cantidad de azúcar que necesitas ingerir así como la mejor forma de obtenerla en tu alimentación.

Fuente: eluniverso.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 248 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta