Si eres joven y tu condición física da pena, el riesgo de diabetes podría aumentar

Que los jóvenes tengan una buena condición física parece los más común del mundo, pues es la etapa de la vida donde gozamos de las reservas de energía más holgadas, sin embargo si tienes menos de 18 años y consideras que no tienes buena condición física es mejor que comiences a tomarlo en serio, pues un reciente estudio sugiere que esto podría aumentar el riego de padecer diabetes cuando seas un adulto mayor.

El estudio, llevado a cabo en Estados Unidos, demostró que los adolescentes con una mala condición física, incluso sin tener sobrepeso u obesidad, tienen un riesgo mayor de padecer diabetes después de los 60 años de edad. Casey Crump, doctor líder del estudio, señaló que los jóvenes con un bajo nivel de aptitud física aeróbica, así como de fortaleza muscular, a los 18 años, tienen hasta un riesgo triplicado de padecer diabetes cuando sean adultos, independientemente de su peso corporal.

Los investigadores apuntaron que la inactividad física es conocida como un factor de riesgo de la diabetes tipo 2, sin embargo hasta ahora se sabía poco sobre la influencia que tenían los niveles de aptitud física a una edad temprana en el riesgo de padecer esta enfermedad. Estos resultados, destacaron Crump y su equipo, deben verse como un mensaje importante para las personas que piensan que por no tener sobrepeso u obesidad, no sea necesario “mantenerse en forma” o practicar algún tipo de ejercicio.

Sobre las conclusiones tras este estudio, especialistas en materia de salud de Estados Unidos han alzado la voz. Uno de ellos, el doctor Howard Selinger, catedrático de medicina familiar en la Facultad de Medicina de la Universidad de Quinnipaic en Hamden, Connecticut, dijo que “un estilo de vida saludable a cualquier edad reduce el riesgo de sufrir enfermedades crónicas a lo largo del ciclo vital”, y remarcó que “ni pastillas ni pruebas, solo hacer ejercicio físico adecuado para preparar al corazón, a los pulmones y a la musculatura resulta en una mejora de la función fisiológica durante los años venideros”.

Si eres menor de 18 años o tienes hijos/familiares de esta edad, debes poner atención en tu estado físico o en el de ellos, pues no necesariamente verse “en forma” implica tener buena salud. Lo mejor es realizar alguna actividad física; no necesariamente meterte al gimnasio a hacer pesas, bastaría con salir a correr, practicar futbol o algún otro deporte, incluso hacer algo de ejercicio desde tu casa; así no solamente previenes futuras enfermedades, también mejorarás tu estado de salud en general y te sentirás mejor contigo mismo, que es lo más importante.

Fuente: Health Library