Tener diabetes en el embarazo podría aumentar el riesgo de que los hijos padezcan enfermedades cardiacas antes de los 35 años

Pin It

Diversas investigaciones han encontrado que padecer diabetes durante la gestación puede causar complicaciones de salud, no solamente en la madre, sino también en el bebé. El estudio más reciente, descubrió que padecer diabetes en el embarazo podría aumentar el riesgo de que los hijos padezcan enfermedades cardiacas antes de los 35 años hasta en un 200%.

El estudio

Publicado en el Canadian Medical Association Journal, el estudio dio seguimiento a 290.000 bebés nacidos de casi 190.000 mujeres en Manitoba, Canadá, durante 35 años, con la finalidad de analizar el riesgo de enfermedades cardiovasculares en los hijos de las madres que padecieron diabetes durante el embarazo.

Del total de niños que participaron en el estudio, 2.8% estuvieron expuestos a diabetes gestacional, mientras que el 1.1% lo estuvo a una diabetes tipo 2 que ya tenían las madres antes de sus embarazos.

Se encontró que los hijos adolescentes y adultos de las madres que habían tenido diabetes en el embarazo, tenían desde un 50% hasta un 200% de riesgo más elevado de desarrollar alguna enfermedad del corazón antes de los 35 años, en comparación con los bebés que no habían sido expuestos a la diabetes mientras se encontraban en el útero de sus madres.

De acuerdo con los resultados del estudio, los tres diagnósticos más frecuentes en los hijos de madres con diabetes en el embarazo fueron presión arterial alta, diabetes tipo 2 y enfermedad coronaria.

Diabetes gestacional y problemas del corazón

Este no es el primer estudio que relaciona la diabetes gestacional con problemas del corazón en los hijos, ya que el año pasado publicamos los resultados de otro estudio realizado a largo plazo y con una muestra similar a la del que recién compartimos.

En aquél, se encontró que los hijos de mujeres con diabetes antes o después del embarazo tienen más probabilidades de tener factores de riesgo para futuras enfermedades cardiovasculares, como la presión arterial alta y los niveles altos de azúcar en la sangre.

Recordemos que la función de ambos estudios y muchos otros, no es alarmar, sino informar y analizar para poder tomar medidas preventinas y además, conocer los posibles riesgos a largo plazo que se deriven de complicaciones o enfermedades presentes en el embarazo.

Dado que la diabetes gestacional no produce síntomas, pero las consecuencias pueden llegar a ser muy graves si no se controla, es fundamental detectarla a tiempo para poner tratamiento y regular los niveles de azúcar en sangre.

Fuente: bebesymas.com

Pin It