La diabetes no es solo glucosa alta

La diabetes tipo 2 se consideraba hasta hace poco tiempo un problema de salud propio de los adultos, aunque se ha comprobado que cada vez hay más niños que la padecen. El motivo es que la mala alimentación aumenta la obesidad infantil, y con ella la posibilidad de que se sufran problemas como el exceso de azúcar en sangre.

Uno de los problemas más graves que puede provocar la diabetes está asociado con el sistema cardiovascular. De hecho, si no se atiende de la forma adecuada, el riesgo de sufrir un ictus o un infarto cardiaco es mucho más elevado de lo normal. Además, hay pruebas que relacionan algunas neuropatías y problemas visuales de gravedad con la diabetes de tipo 2. Algunos pacientes que no han sido atendidos adecuadamente incluso han perdido los pies debido a ulceraciones que no sanan. Por eso es tan importante tener un control de estos niveles y tomar las medidas necesarias para controlarlos.

¿Qué puede causar diabetes?
En la diabetes de tipo 1 se desconocen las causas concretas que pueden llevar a padecerla, aunque se sabe que hay elementos que al combinarse pueden aumentar las posibilidades, como la genética o ciertos factores ambientales.

En el caso de la de tipo 2, el exceso de peso o el síndrome metabólico, una serie de problemas circulatorios que se conocen por este nombre, pueden hacer que el organismo no sea capaz de absorber y metabolizar el azúcar que se ingiere. También se alerta de la gran cantidad de azúcar que consumimos, sobre todo por comer alimentos procesados que incrementan este nivel.

También se puede deber a una salud mal atendida, bien porque falta de ejercicio, alimentación inadecuada o por no prestar atención a determinadas señales. En menor medida, la genética puede ser la causa por la que padecer diabetes.

Fuente: Europa Press