Estrategias para reducir tus niveles de glucosa

Vivir con síndrome metabólico o diabetes es complicado. Debes asegurarte de revisar y mantener tus niveles de glucosa en todo momento. A veces puedes sentir que lo estás haciendo mal o que has perdido el control porque tus niveles de azúcar en sangre no bajan.

Si te encuentras en esta situación no debes preocuparte en exceso, ya que esto también te afecta. Toma nota de estas estrategias para reducir tus niveles de glucosa rápido y verás que en poco tiempo se estabilizan.

1. Reduce el consumo de almidones
Los alimentos ricos en almidones, como la papa y los cereales, son comunes en nuestra dieta. Aunque son importantes por sus aportes nutricionales, debes limitar su consumo para reducir tus niveles de glucosa rápido. Estos productos son ricos en una molécula llamada amilopectina, que es de rápida digestión pero que también genera picos de glucosa en sangre.

Lo recomendable sería dejar los almidones durante uno o dos días para facilitar la estabilización de la glucosa en sangre. Después los puedes incluir, siempre que no te excedas en su consumo, ya que la amilopectina provee energía útil para la actividad física. Debes recordar que el consumo excesivo de almidones aportará cantidades de energía. Cuando no usas esta energía se convierte en grasa y tus niveles de glucosa aumentan considerablemente.

2. Reduce el consumo de azúcares
Se debe reducir o evitar por completo el consumo de azúcares para controlar tus niveles de glucosa. A primera vista puede parecer sencillo, pero es una tarea que requiere mucho esfuerzo y atención. La parte sencilla puede ser el quitar al azúcar y los edulcorantes calóricos de tu mesa. Pero debes ir más allá y mantener vigilados todos los alimentos que comas. Productos como panes de caja, bebidas y vegetales congelados contienen cantidades enormes de azúcar.

Esto se debe a que el azúcar mejora los sabores de estos productos y los hace más apetitosos para el consumidor. Si ahora tienes elevados niveles de glucosa debes asegurarte de revisar las etiquetas de los alimentos envasados y evitar aquellos que contengan azúcares. Encontrarás el tipo y cantidad de azúcar en el listado de ingredientes y en la tabla de contenido energético. Nuestra recomendación es que elijas los productos más naturales, como vegetales frescos y agua natural.

3. Asegúrate de consumir vitamina D
De acuerdo con la revista Diabetes Voice, las personas con deficiencia de vitamina D pueden desarrollar alteración de la tolerancia a la glucosa. Por ello, si tus niveles de glucosa se encuentran elevados, debes asegurarte de obtenerla, la forma más fácil es tomando sol. Cuando los rayos solares entran en contacto con tu piel, el organismo produce este nutriente de forma natural. En caso de que no puedas tomar el sol tanto como deseas, puedes consumir:
-Aceite de pescado
-Hongos Portobello
-Atún
-Yogurt
-Cereales integrales
-Sardina
-Almendras
-Huevo
-Queso fresco

Si a pesar de comer estos alimentos crees que tus niveles de glucosa se están viendo afectados por la falta de vitamina D, también puedes incluir un suplemento alimenticio bajo supervisión médica.

4. Ejercicio
Un programa regular de ejercicio es vital para reducir y mantener tus niveles de glucosa. De acuerdo con el Journal of Sports Medicine and Physical Fitness, basta con seguir un programa de ejercicios de 1 hora tres veces a la semana. En un estudio, recogido por esta revista, se siguieron los datos de los participantes, que durante 12 semanas realizaron ejercicios aeróbicos y de resistencia.

En caso de que tu actividad física actual sea muy baja o inexistente puedes comenzar con una caminata de 30 minutos. Recuerda que debes empezar de forma gradual pero constante para que tus niveles de glucosa se estabilicen y se mantengan a lo largo del tiempo.

5. Toma tus medicamentos
Controlar los niveles de glucosa en sangre requiere de un gran esfuerzo por tu parte. Lo más básico e importante es seguir las indicaciones del médico en lo que se refiere a los medicamentos que debes tomar. Cuando te olvidas de tomar un cierto medicamento o de tu inyección de insulina pones en serio riesgo tu salud y tus esfuerzos anteriores no obtienen los resultados esperados.

En caso de que hayas olvidado una dosis y tus niveles de azúcar en sangre hayan subido, debes asegurarte de tomar la siguiente dosis a la hora establecida. A veces resulta complicado seguir todas las instrucciones por las obligaciones diarias, pero al menos asegúrate de llevar tus dosis en todo momento.

6. Bebe suficiente agua
Tomar agua es vital para mantener un cuerpo sano y libre de toxinas. En caso de que tengas altos niveles de glucosa es importante que cambies todas las bebidas por agua natural. Entre las bebidas que más afectan tu azúcar en sangre están:
-Café
-Jugos
-Bebidas energizantes

En caso de que quieras consumir algo con más sabor, prueba a preparar agua fresca con fruta natural, o apuesta por tés e infusiones para cuando se te antoje algo tibio o caliente.

Mantener unos óptimos niveles de azúcar en sangre requiere de ciertos cambios en tu estilo de vida. Aquí te hemos dejado seis estrategias para reducir tus niveles de glucosa rápido, si las sigues, lograrás una vida más sana por mucho tiempo.

Fuente: Mejor con Salud