A ejercitarse en casa, ¡sin excusas!

Pin It

Para entrenar, tanto en el gimnasio como en la privacidad de tu hogar, necesitas algo que no se puede comprar y que solo depende de ti: “motivación”. Es un ingrediente esencial porque sin ella no conseguirás nada. Al tenerla solo toma 2 pasos.

1) Apunta en una libreta las razones por las cuales quieres comenzar a entrenar. Esta es una gran idea para tener en claro los objetivos que deseas alcanzar. Por ejemplo: puede ser porque quieres perder peso, deseas tonificar, necesitas conseguir que tu cuerpo sea más flexible, u otra. Escríbelo para tenerlo claro. De este modo, cada día sabrás a ciencia cierta por qué es importante apartar un tiempo para ti y sin duda lo harás; será más difícil autosabotearte. Cuando no tienes en claro el objetivo, es más fácil decaer o posponer la práctica.

2) Prepara los elementos que necesitarás para entrenar. Algunas ideas son:

  • Una cuerda para saltar
  • Pesas
  • Un balón de Pilates
  • Bandas elásticas
  • Una colchoneta o esterilla
  • Música

Esto basta para comenzar. Luego, si quieres obtener más equipamiento y cuentas con el espacio suficiente para acomodarlo, sería genial tener una bicicleta estática, un banco plano, una barra y/o una cinta de correr, entre otros. Debes escoger los aparatos necesarios en función de lo que desees entrenar o de acuerdo a los objetivos establecidos.

Por otra parte, siempre hay formas de comenzar sin tener que comprar nada si no cuentas con presupuesto económico para distraer en equipamiento. Entre otras opciones, puedes reemplazar las pesas por botellas de plástico llenas de arena o comenzar a entrenar fuera de casa dando unas cuantas vueltas para calentar el cuerpo en una bicicleta convencional y luego continuar con el resto de tu rutina de ejercicios en el interior de tu casa. Si no tienes una bici, siempre puedes sustituirla al salir a correr, por ejemplo, de 20 minutos a media hora.

Como te darás cuenta, si de entrenar en casa se trata no hay excusas, todo es posible. Hay muchas formas de entrenar: puedes hacerlo en solitario si tienes algún conocimiento o también en compañía virtual, como por ejemplo a través de clases online y/o contratando un entrenador por internet. Incluso buscando tutoriales en Youtube para tener idea de qué ejercicios te conviene hacer y con qué frecuencia.

Fuente: Tú Salud

Pin It