Corte rechaza modificar etiquetado en alimentos y bebidas

Pin It

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucional el etiquetado nutrimental en todos los productos, lo que salvó a las empresas de alimentos y bebidas no alcohólicas del país de dejar de aplicarlo para que se ajusten a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ministra Yasmín Esquivel Mossa, presentó un proyecto de sentencia, donde propone revocar la sentencia favorable que había concedido un Juzgado a la asociación civil El Poder del Consumidor, donde se ordenaba a las empresas y a las autoridades ajustarse a las normas de la OMS.

El proyecto fue avalado por los ministros Alberto Pérez Dayán y Eduardo Medina Mora.

Al término de la sesión, Alejandro Calvillo, presidente del Poder del Consumir, declaró que es una sentencia que se basa en falsedades. Puntualizó que es un etiquetado que hizo la industria y que solo responde a sus intereses.

Recordó que los organismos de Naciones Unidas no respaldan el etiquetado nutrimental frontal de México.

“Es evidente que hay una falsedad en esto y vamos a recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, afirmó Alejandro Calvillo.

Durante la sesión estuvieron representantes del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), la cual integra a las empresas líderes en la industria de alimentos, bebidas y productos de consumo en el país y en el mundo.

En el sexenio pasado, la Secretaría de Salud impulsó la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, donde estableció los requisitos que debe contener el etiquetado en el área frontal de determinados productos.

El juez de primera instancia señaló que el etiquetado violaba los derechos a la salud y a la información por no proveerles información clara a los consumidores sobre el contenido de azúcar de los productos.

En agosto de 2018, la Segunda Sala desechó el proyecto del ministro Franco donde proponía amparar al Poder del Consumidor, por lo que el asunto fue turnado a la ministra Luna Ramos, pero retirarse quedó quedó en manos de Esquivel Mossa.

El proyecto que presentó Franco señalaba que la OMS es un organismo especializado de la ONU, cuya función es la gestión de políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial.

“Los gobiernos tienen la responsabilidad de garantizar la salud de las personas, la cual solo puede ser cumplida mediante la adopción de medidas sanitarias y sociales adecuadas.

Fuente: Milenio

Pin It