Asegúrate que comes todos los colores