Nabo: beneficios, propiedades y valor nutricional

Desdeñado por muchos y presente en guisos de origen humilde, el consumo del nabo ha decaído mucho en los en los países del norte de Europa, donde había sido la hortaliza más popular. En estos países el nabo ha sido desplazado por la patata, aunque el nabo es rico en antioxidantes, vitaminas, minerales y tiene un bajo aporte calórico. Por ella, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda su consumo.

El nabo es una raíz de la familia de las crucíferas y existen muchas variedades distintas, unas 3.000: entre ellas destacan el nabo daikon, el nabo stanis o el teltow. La mejor época para consumirlos es en los meses de otoño, aunque en la actualidad se encuentran durante todo el año.

Las hojas del nabo se pueden consumir crudas, en ensalada, o cocidas junto a patatas o en tortilla. La raíz se puede consumir rallada en ensaladas, como si fueran rabanitos, o cocinadas con arroz o legumbres. Y añadidas en la elaboración de caldos, aportan una dosis extra de minerales.

Si queremos conservar el nabo en casa, lo podemos guardar en la nevera en una bolsa con agujeritos durante un par de semanas. También podemos congelarlo, pero para ello se recomienda un escaldado previo de un par de minutos.

Valor nutricional (por 100 gramos):

  • Calorías: 28
  • Hidratos de carbono: 6 g
  • Proteínas: 0,9 g
  • Grasas totales: 0,1g
  • Vitamina C: 21 mg

Las hojas del nabo, también llamadas grelos, contienen 190 mg de calcio (por cada 100 g), se trata de la verdura más rica en este mineral. Además, los nabos también nos aportan mucha fibra, vitamina A, vitamina C, folatos y hierro.

Propiedades y beneficios

Ayudan a controlar el peso

Su bajo valor calórico hace que los nabos puedan ser incluidos en dietas de control de peso. Además, debido a la presencia de fibra, aportan sensación de saciedad tras su consumo y mejoran el tránsito intestinal.

Regulan la función intestinal

Su alto contenido en fibra favorece el funcionamiento del tránsito intestinal. La fibra previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en las personas que tienen diabetes.

Fuente: La Vanguardia