Calamar: propiedades, beneficios y valor nutricional

Los calamares son buenos amigos del verano y los chiringuitos, y son un producto querido en todo el mundo. Estos moluscos cefalópodos se acostumbran a preparar a la romana o a la andaluza y parecen imprescindibles de los aperitivos y comidas en la playa, pero hay infinidad de recetas que tienen el calamar como ingrediente principal como los calamares encebollados, calamares en su tinta, rellenos, o en bocadillo.

Una de las ventajas de los calamares es que son bajos en calorías y grasas (aunque hemos de tener en cuenta que si los comemos rebozados y fritos, la cosa cambia). Los calamares son muy nutritivos y una gran fuente de proteínas, necesarias para mantener los músculos sanos. Aunque su contenido en colesterol es algo alto, por lo que una o dos raciones a la semana son buenas cantidades para disfrutar de los diferentes beneficios del calamar, sin que suponga un problema.

Son un alimento bajo en calorías y grasas. Muy nutritivos, pero también con alto contenido en colesterol

Por el contrario su consumo está aconsejado a su vez en personas con diabetes e intolerancia al gluten. A esta cuestión debemos añadirle otra cualidad, y es que gracias a su elevado aporte proteico, es una opción útil en dietas por su poder saciante. Por todo ello la Federación Española de Nutrición recomienda su consumo.

Al no ser un alimento de temporada, podemos disfrutar de las propiedades del calamar en cualquier época del año. A la hora de comprar pescado y alimentos del mar, lo ideal siempre es acudir a nuestra pescadería de confianza.

Calamar

Valor nutricional por 100 gramos

>Calorías 97

>Proteínas 15,6 g.

>Grasa total 1,4 g. (Saturadas 0,4 g., monoinsaturadas 0,1g., Poliinsaturadas (g) 0,5, Omega 3 0,5g.).

>Colesterol 233 mg.

>Minerales

>Calcio 32 mg.

>Hierro 0,7 mg.

>Zinc 1,5 mg.

>Sodio 44 mg.

>Potasio 246 mg.

>Vitaminas

>Vitamina A 9,9

>Vitamina B3 2,2

>Vitamina B9 13

>Vitamina B12 1,3

>Vitamina E 1,2

Propiedades y beneficios

Energizantes

Al ser ricos en minerales, los calamares nos garantizan un buen nivel de energía, además cuidan de nuestra memoria, frenan el envejecimiento celular y cuidan nuestras defensas.

Regulan la tiroides

La composición nutricional de los calamares los convierten en reguladores de la glándula tiroides.

Fortalecen cabello, uñas y dientes

Esto se debe a la alta presencia de vitamina A y colágeno en los calamares.