Menos de 25 % con diabetes tipo 2 mantiene seguimiento

Solo 20 por ciento de los pacientes que son detectados con diabetes tipo 2 mantienen un seguimiento adecuado posterior al diagnóstico, situación que deriva en diversas complicaciones en la salud con el paso del tiempo y que dificultan aún más el tratamiento.

La nutrióloga Verónica Tamayo, de la Unidad de Medicina Familiar número 13 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Querétaro, consideró que hace falta conciencia cuando a un paciente se le detecta esta enfermedad, para que le dé el seguimiento necesario a su tratamiento.

“Generalmente tiende a estar de regular a malo. Sí hay pacientes que por su buen apego muestran una buena evolución en la reducción de glucosa o la reducción de peso, pero de 100 por ciento de los que son diagnosticados, 20 por ciento tiene un buen apego; 40 por ciento está en mal apego y el resto en regular, por lo que sí existe poco compromiso”, señaló.

 

En su caso particular, de mil 300 personas que la nutrióloga ha atendido en lo que va de 2018, 427 fueron a causa de diabetes.

“(La diabetes) Es la causa principal. La segunda sería hipertensión arterial que va de la mano, porque por motivos de conducta el paciente se vuelve diabético, entonces es una cifra muy alta. No hemos llegado ni a la mitad del año y ya estamos cerca de 500 pacientes con diabetes”, agregó.

Consideró la falta de un buen seguimiento del paciente, como una cuestión de actitud o de no querer cuidarse, pues les resulta difícil apegarse a un plan de alimentación por voluntad.

“Son más los que ponen pretextos, que no reconocen su enfermedad y no se aplican en el tratamiento hasta que no tienen una complicación que les imposibilita desplazarse o ver, alguna complicación mayor”, resaltó.

Por no mantener seguimiento, los pacientes constantemente presentan recaídas y pueden presentar complicaciones como lo son las fallas renales.

En el caso de la diabetes tipo 1, que se nace con ella, la especialista indicó que no es tan frecuente pero, contrario a lo que sucede con quienes desarrollan la enfermedad con el paso del tiempo, los pequeños presentan un mayor control alimenticio.

Fuente: AM Queretaro