Primera novedad terapéutica en 20 años para abordar la hipoglucemia grave

Pin It

Lilly ha presentado en rueda de prensa Baqsimi, el primer glucagón nasal para pacientes con diabetes

La hipoglucemia es una de las complicaciones frecuentes de la diabetes, especialmente en aquellas personas en tratamiento con insulina o con algunos fármacos orales hipoglucemiantes. Cuando un paciente sufre un episodio de hipoglucemia grave requiere la asistencia inmediata de otra persona para recuperarse porque puede llegar a tener una pérdida de la conciencia . Para hacer frente a esta necesidad, Lilly ha presentado en rueda de prensa Baqsimi, el primer glucagón nasal para ofrecer una mayor facilidad de uso ante una situación de emergencia.

“Los episodios de hipoglucemia son situaciones muy estresantes para el paciente y sus cuidadores si no disponen de las herramientas y conocimientos necesarios. Normalmente, los profesionales sanitarios nos desplazamos al domicilio del paciente porque este no puede desplazarse”, ha explicado Francisco Javier Ortega Ríos, médico de Atención Primaria Centro de Salud Campos-Lampreana (Zamora).

Ante una hipoglucemia grave y con la persona afectada inconsciente, el glucagón se debe administrar de inmediato . Sin embargo, los especialistas han puntualizado durante el encuentro que muchos pacientes no disponen de inyección de glucagón o sus familiares no se atreven a inyectárselo.

Se trata de una medicación de rescate para ayudar a superar el episodio de hipoglucemia grave. Las personas con diabetes deben dar a conocer a su entorno dónde guardan esta medicación y explicarles cómo se usa.

“Los síntomas habituales de la hipoglucemia son la ansiedad y el temblor en una primera fase, y la confusión, visión borrosa, mala conducta e incluso la pérdida de conciencia en la segunda fase”, ha señalado Ana Gómez Perea, enfermera educadora en diabetes del Hospital Regional Universitario de Málaga, quien ha explicado el trabajo de formación e información que llevan a cabo las educadoras en diabetes con los pacientes y sus familiares para lograr un buen control y manejo de la enfermedad.

La llegada de los sistemas de monitorización continua de glucosa ha aumentado la calidad de vida de los pacientes. Pero los expertos recuerdan que no hay que dejar de tratar las hipoglucemias. “La posibilidad de que el glucagón sea inhalado es un salto muy importante”, ha especificado Ana Gómez.

Eficacia similar al glucagón inyectable

Glucagón nasal se presenta en un pulverizador portátil, listo para su uso y sin necesidad de reconstitución ni de purgado. Este tratamiento es de una sola dosis y está indicado para la hipoglucemia grave en personas con diabetes a partir de los cuatro años. La llegada de este formato supone la primera innovación terapéutica de los últimos 20 años para esta complicación. En España se encuentra financiado para menores de 18 años, y disponible en venta libre para el resto de las edades.

“Este tratamiento por vía nasal ofrece una eficacia similar a la de glucagón inyectable, y además añade una facilidad de uso y una portabilidad que puede contribuir a que muchas personas con diabetes superen una de las principales limitaciones para conseguir un adecuado control glucémico”, ha señalado Miriam Rubio de Santos, responsable médico de Diabetes en Lilly España.

En cuanto a la usabilidad, la compañía comparó el porcentaje de administración exitosa y el tiempo requerido para la administración de glucagón nasal frente a glucagón inyectable durante un episodio de hipoglucemia grave simulado con maniquíes. Este estudio ha mostrado que permite una administración exitosa de glucagón en el 90% de los usuarios, tanto formados como no formados, con un tiempo medio de administración de 48 segundos, mientras que glucagón inyectable solo fue administrado con éxito por el 15,6% de las personas formadas, con un tiempo medio de 1,22 minutos.

Estudio CRASH

El estudio transversal CRASH (Conversations and Reactions Around Severe Hypoglycemia) aborda la falta de información sobre la experiencia y conocimiento de los pacientes con diabetes respecto a los episodios de hipoglucemia grave.

Entre las principales conclusiones, se ha destacado que la administración de glucagón es poco frecuente (por falta de disponibilidad o prescripción). Solo el 11% de los entrevistados obtuvieron un kit de glucagón tras su episodio de hipoglucemia más reciente. Asimismo, la media de episodios de hipoglucemia grave sufridos por personas con diabetes en el último es de 1 episodio.

Fuente: gacetamedica.com

Pin It