Orinar mucho en la noche, un primer síntoma de hipertensión

La mayoría tenemos la costumbre de interrumpir nuestro sueño para ir la baño, lo cual es completamente normal, sin embargo, cuando tenemos que orinar mucho en la noche podría ser un síntoma de hipertensión o presión alta.

Un estudio presentado en la 83° Reunión Científica Anual de la Sociedad de Circulación Japonesa (JCS 2019), confirmó que orinar mucho en la noche, conocido médicamente como nictura, puede ser una señal temprana de hipertensión arterial.

Orinar mucho en la noche

Según la Dra. Satoshi Konno, de la División de Hipertensión del Hospital Tohoku Rosai en Sendai, Japón, el reciente estudio realizado indica que tener la necesidad de orinar mucho en la noche tiene que ver con el aumento de la presión arterial y el exceso de líquido en el cuerpo.

“Si tienes nicturia, pídele a tu médico que controle tu

presión arterial y el consumo de sal”, indica la experta.

Otras investigaciones ya han confirmado que el consumo elevado de sal está asociado directamente con las ganas de orinar mucho en la noche.

Para comprobarlo, el estudio examinó el vínculo entre la nicturia y la hipertensión arterial en la población japonesa.

Más de 3,000 participantes se sometieron a un chequeo médico anual en 2017, donde les midieron la presión arterial y se obtuvo información sobre sus hábitos al orinar en la noche mediante un cuestionario.

Los resultados demostraron que el riesgo de hipertensión aumentaba significativamente a medida que incrementaba el número de veces que se levantaban a orinar en la noche.

“Encontramos que levantarse durante la noche para orinar está relacionado con un 40% más probabilidades de sufrir hipertensión. Mientras más visitas al baño, mayor riesgo”, indica el Dr. Konno.

Hipertensión, una enfermedad silenciosa

De acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la hipertensión arterial es una enfermedad crónica en la que aumenta la presión con la que el corazón bombea sangre a las arterias para que circule por todo el cuerpo.

Entre los factores que más contribuyen al aumento de la presión arterial, están el sobrepeso y la obesidad.

Se estima que más de mil millones de personas en el mundo sufren de presión alta.

La mayoría de las personas que tienen hipertensión no lo saben, porque no tienen ningún síntoma evidente.

En algunos casos, puede presentarse:

Dolor de cabeza

Zumbido de oídos

Mareos

Dolor en el pecho o en la zona lumbar

Visión con pequeñas lucesitas

Tobillos hinchados

La presión alta ha incrementado en los últimos 50 años de manera muy preocupante, junto con las epidemias de obesidad y diabetes mellitus tipo 2.

Si tienes sospecha de sufrir la enfermedad, acude con un médico para que te realice las pruebas necesarias e inicies el tratamiento de inmediato.

Fuente: InfoSalus