Síntomas precoces de diabetes

En realidad, la mayoría experimentan los síntomas precoces, pero no comprenden o entienden lo que significan.

La detección y el tratamiento temprano pueden tener un profundo impacto en la salud a largo plazo.

Un retraso de 3 años en el diagnóstico aumenta el riesgo relativo de enfermedad cardíaca en un 29 por ciento.

Por lo tanto sabiendo qué buscar, puedes tomar control de la situación antes que tome control de tu salud.

Síntomas precoces de la diabetes en niños y adultos

La diabetes es el término dado a la condición relacionada con los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) cuando son demasiado elevados por un período sostenido de tiempo.

Los signos o síntomas de hiperglucemia generalmente son los mismos para niños y adultos.

Pacientes con diabetes tipo 1 generalmente desarrollan síntomas en un período repentino, corto de tiempo. La condición se diagnostica a menudo debido a una emergencia médica en su salud.

En cambio, la diabetes tipo 2 progresa muy lentamente.

Los síntomas tienden a desarrollarse de poco en poco, es por ello que a menudo son ignorados. Algunas personas no experimentan ningún síntoma precoz en absoluto.

Los siguientes síntomas precoces de diabetes tipo 2 son los más comunes:

Aumento de la micción posiblemente uno de los síntomas precoces más comunes

Un aumento significativo en la frecuencia de orinar (poliuria) es un síntoma revelador sobre el nivel elevado del azúcar en la sangre.

Como punto de referencia, la persona promedio orina de 4 a 7 veces en un período de 24 horas.

Despertarse durante la noche para ir, aunque ya lo hayas hecho, justo antes de dormir, es una bandera roja que debe recibir atención.

¿Por qué sucede esto? los riñones están trabajando horas extras para expulsar el exceso de azúcar en la sangre.

Los riñones al ser incapaces de absorber tanta azúcar debe orinar para expulsar el exceso. Por lo tanto, los niveles elevados de azúcar llevan a orinar más.

Sed excesiva, incluso por la noche, es un clásico síntoma precoz de la diabetes

Beber cantidades inusualmente grandes de líquidos durante el día e incluso durante la noche es un síntoma evidente.

Se puede llegar a consumir tanto como 4 litros o sea un galón de líquido por día. Incluso puedes comenzar a sentir sed inmediatamente después de haber bebido.

Mientras más líquidos bebes, más orina expulsas, alimentando así el ciclo de micción excesiva.

¿Por qué sucede esto? Esta es la respuesta del organismo al aumento de la micción. Con toda la pérdida de líquidos extra, quedas prácticamente seco y sediento.

Sensación extremada de hambre, incluso después de haber comido

Las personas que padecen diabetes pueden tener lo que parece ser un apetito insaciable, da los mismo que sean alimentos saludables y no tan saludable.

El cerebro constantemente está exigiendo comida, como si no hubiera comido nada.

¿Por qué sucede esto? los diabéticos han perdido mucho de su capacidad para autorregular el azúcar en la sangre, lo que conduce a fluctuaciones significativas en los niveles de azúcar en la sangre.

Cuando estos niveles se desploman, el cerebro piensa que tiene hambre y ansía más azúcar y calorías.

Pérdida de peso inesperada y no intencionada

Pérdida de peso involuntaria y rápida es un signo de diabetes.

Podrías perder de 5 a 10 kg (11-22 libras) en cuestión de semanas o meses.

Este síntoma es mucho más típica de las personas con diabetes tipo 1, ya que el metabolismo del azúcar se detienen muy rápidamente.

¿Por qué sucede esto? Sin energía nueva en las células, el cuerpo asume que esta en inanición.

Con el fin de proporcionar energía, el cuerpo responde procesando la proteína en el músculo, lo que lleva al deterioro muscular y a la insólita pérdida de peso.

Cansancio inusual y sensación de debilidad extrema

La diabetes sin gestionar provoca que te sientas mal, cansado y con pereza.

Incluso puede ser descrito como fatiga o letargo extremo, te siente demasiado débil para hacer tus actividades diarias regulares.

¿Por qué sucede esto? El exceso de azúcar en la sangre en lugar de entrar en las células para producir más energía, el cuerpo, literalmente, tiene menos energía.

El cuerpo también debe hacer frente al gasto extra de energía para compensar los niveles irregulares de azúcar.

El sobre esfuerzo de los riñones, junto con el sube y baja del azúcar y la falta de sueño (debido a, problema de la micción frecuente) comienza a cobrar su peaje.

Hormigueo o entumecimiento en manos o pies

Una sensación de hormigueo o entumecimiento en las extremidades del cuerpo, como manos y pies es otro de los síntomas precoces comunes de la diabetes.

Tiende a ocurrir a primera hora en la mañana después de despertar e incluso puede sentirse como una sensación de ardor.

¿Por qué sucede esto? El azúcar que se mantiene en la sangre comienza a dañar los nervios y las terminaciones nerviosas.

Los nervios que están más alejados del corazón no se reparan bien debido a problemas de circulación.

Visión borrosa es síntoma precoz de la diabetes

Visión distorsionada o borrosa, así como ver comúnmente flotadores en los ojos es un síntoma común de la diabetes.

Afortunadamente en gran parte es un problema reversible una vez se corrigen los niveles elevados de azúcar en la sangre.

¿Por qué sucede esto? El exceso de glucosa (azúcar) en la sangre tira líquidos fuera de las células y tejidos. Esto incluye la lente del ojo, que puede hincharse y alterar su capacidad para enfocar.

Picazón o piel seca

Irritación excesiva en la piel o picazón puede ser una señal de un nivel elevado del azúcar y/o de alteración hormonal.

Incluso puede oscurecerse la piel alrededor de las axilas o el cuello, conocido como acantosis nigricans.

¿Por qué sucede esto? La piel seca puede ser el resultado de mala circulación o de pérdida excesiva de líquidos al orinar demasiado.

El oscurecimiento de la piel tiene que ver con un cambio hormonal, es decir, resistencia a la insulina.

Cortes o heridas que necesitan demasiado tiempo para curarse

No es raro que una persona con nivel elevado de azúcar en la sangre tenga una herida o corte que simplemente no sana.

Esto es particularmente común en las extremidades que están más alejados del corazón, como las manos o los pies.

¿Por qué sucede esto? Cuando el azúcar se mantiene demasiado tiempo en el torrente sanguíneo empieza a dañar las arterias y venas, restringiendo la circulación.

La sangre es necesaria para facilitar la curación, pero como hay limitaciones en la circulación hacia las heridas o contusiones el proceso de curación se ralentizara de forma exagerada.

¿Tienes alguno de esos síntomas?

Si experimentas cualquiera de los síntomas precoces de diabetes, visita tu médico de cabecera para comprobar tus niveles de azúcar en la sangre.

Incluso pueden hacer una prueba del pinchazo de dedo no invasivo para hacerse una idea general.

Un diagnóstico precoz puede evitar que estos síntomas precoces y temporales, hasta el momento, se conviertan en permanente.

Temas sobre salud, las enfermedades en la sociedad actual

Fuente: Temas sobre salud