¿Qué es la prediabetes?

 

A priori, el término “prediabetes” suena confuso, no tan preciso y hasta poco afortunado si consideramos que cualquier situación únicamente es “pre” si va seguida de la aparición de la condición a la que precede. Sin embargo, en este caso su presencia no sólo predispone a la aparición futura de diabetes, sino que se asocia a un mayor riesgo de sufrir otra serie de enfermedades, como las cardiovasculares.

Hoy en día se engloba bajo tal concepto todas aquellas situaciones en las que la tolerancia a la glucosa se sitúa entre la situación normal y la diabetes. Concretamente y con la precisión que dan los números (aunque se hayan elegido de manera arbitraria) al hablar de prediabetes nos referimos a:
—La presencia de una Glucemia Basal Alterada (GBA en ayunas, 100-125 mg/dl. Organización Mundial de la salud).
—A una Intolerancia a la Glucosa (ITG a las 2 horas de una prueba de tolerancia oral a la glucosa, 140-199 mg/dl).
—O a la presencia de ambas (GBA + ITG).

La población infantil y adolescente no está libre de la presencia de prediabetes.

El diagnóstico
Existe la posibilidad de detectar la prediabetes utilizando algunos cuestionarios que seleccionan aquellas personas especialmente susceptibles de tenerla para realizar en ellas los procedimientos que incluyen un análisis de sangre. Una vez detectada la condición de prediabetes es recomendable su seguimiento anual o antes.

Existen multitud de estudios realizados en diversas poblaciones que nos dicen que si adoptamos hábitos saludables en la dieta, perdemos peso y fomentamos la actividad física, la situación de prediabetes puede revertirse al menos en una tercera parte de las personas con esa alteración.

Solamente en aquellos casos de especial riesgo y en los que las medidas anteriormente comentadas han resultado ineficaces, algunas de la guías al respecto recomiendan el uso de algunos fármacos que también han demostrado su eficacia y seguridad. En resumen, y como en muchos otros ámbitos de la salud, en el caso de la diabetes y de la prediabetes sigue siendo mucho mejor prevenir que curar. Y además, podemos hacerlo.

Fuente: Bayer Diabetes Care