Claves para detectar y prevenir el glaucoma

Pin It

Día Mundial del Glaucoma, 12 de marzo. Principal causa evitable de ceguera en España, junto a la diabetes. Afecta a más de un 3 % de la población, y principalmente a personas mayores de 60 años, según datos de la Sociedad Española de Glaucoma (SEG)

Se estima que 78 millones de personas viven actualmente con glaucoma en todo el mundo. Fotografía cedida por Agaf

Se calcula que en España aproximadamente un millón de personas padecen glaucoma, de las cuales la mitad, más de 515.000, no saben que la sufren debido a que en sus inicios es asintomática.

Por otro lado, una vez se produce el diagnóstico, la falta de adherencia al tratamiento se convierte en un problema para esta enfermedad en la que casi un 45 % de los pacientes no siguen las pautas del médico, dato que pone en riesgo la visión de 230.000 personas.

El doctor Julio Maset, médico de Cinfa, detalla que “en el interior del ojo existe líquido que sirve para mantener una determinada presión ocular. Cuando esta presión aumenta (hipertensión ocular) y si esta situación se mantiene en el tiempo, las células nerviosas mueren y la visión se va deteriorando, lo que deriva en el conocido como glaucoma”.

Por tanto, la principal causa del glaucoma se relaciona con un aumento de la presión intraocular y se considera que la edad es el factor de riesgo más importante, si bien también presentan mayor probabilidad de padecerlo quienes tienen antecedentes familiares, los pacientes diabéticos y las personas con miopía grave o la córnea menos gruesa de lo habitual.

El glaucoma es asintomático al principio

El glaucoma suele pasar desapercibido ya que en sus fases iniciales es silencioso y no muestra síntomas. A medida que discurre el tiempo, es habitual que la visión lateral o periférica se vea afectada.

Conforme evoluciona el glaucoma, la persona puede manifestar dificultades para leer, deslumbramiento o mala adaptación a la oscuridad, pueden aparecer manchas borrosas en la visión, puntos ciegos y/o dificultad para encontrar objetos o conducir.

“En los casos graves, conforme la pérdida de visión avanza, se ve perjudicada la visión central y se pierde la capacidad de reconocer caras o detalles finos, como letras. Al cabo de los años, puede producirse ceguera con pérdida total de la visión”, añade el doctor Maset.

En la actualidad, no existe una cura para el glaucoma, pero los pacientes que la padecen cuentan con colirios y medicamentos que permiten frenar su evolución y por tanto la pérdida de visión.

“El problema de las personas que padecen Glaucoma es que no notan una mejoría con su medicación porque nunca se recupera la visión perdida.

Por ello, al final deciden no seguir el tratamiento, olvidándose de que esta enfermedad es degenerativa y de que poco a poco en algunos casos, o de forma muy rápido en otros, pierden parte de la visión”, señala Delfina Balonga, presidenta de la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF).

Es fundamental el diagnóstico precoz

El diagnóstico precoz en el caso del glaucoma es fundamental porque la enfermedad en sus inicios es asintomática. El cerebro se encarga de compensar el déficit visual por lo que pasa inadvertido hasta las fases terminales de la enfermedad en las que se pierde la visión de forma irreversible.

Por ello, desde AGAF recuerdan la importancia de realizar una exploración oftalmológica anual, a partir de los 45 años, para detectar el glaucoma y frenarlo.

“En muchas de las variantes del glaucoma, la persona no nota ninguna pérdida visual, de modo que cuando acude al especialista se ha perdido un tiempo muy valioso y un alto porcentaje de las fibras nerviosas de la retina han perdido su funcionalidad: el daño en el campo visual periférico es ya irreversible”, detalla la doctora Catalina Navarro, del Servicio de Oftalmología del Hospital Sanitas CIMA.

Diez consejos para prevenir y controlar el glaucoma

  • Revisa tu vista con regularidad.
  • Sigue una dieta rica en antioxidantes y vitaminas.
  • Bebe agua de manera abundante.
  • Practica ejercicio físico moderado y regular.
  • No fumes.
  • Controla el estrés.
  • Cuida tu postura al dormir.
  • Modera el consumo de café.
  • Adapta tu entorno a tus necesidades. Sigue fielmente la medicación indicada por el especialista.

Fuente: efesalud.com

Pin It