¿Cuáles son los enemigos de la piel en una persona con diabetes?

La piel seca no es un problema estético, sino una enfermedad llamada xerosis, la cual se caracteriza por presentar picazón, prurito, descamación, inflamación con facilidad, poca elasticidad, se vuelve  rugosa, comienza a presentar surcos y es susceptible a infecciones y a romperse fácilmente lo que podría detonar en ulceras.

Los personas con diabetes sufren de esta condición porque comienzan a tener problemas de circulación y la piel no “recibe” la sangre y los nutrientes necesarios, explica el doctor David O. Viveros Ramírez, médico cirujano dermatólogo, egresado de la Universidad La Salle.

En particular -indica el especialista- las personas con diabetes deben utilizar cremas con gran capacidad hidratante, y que además ayuden a  la piel a mantener esa humedad durante el día. En especial, las que contienen urea, una molécula que hidrata, ayuda a regular el sistema de retención de líquidos, mantener la presión sanguínea o eliminar los excesos de toxinas y que funciona como un sellador a fin de evitar que la humedad de la piel se pierda.

La aplicación debe de realizarse por lo menos dos veces al día y sobre todo en los tres minutos siguientes después de haber terminado de bañarse, quitando un poco lo mojado de la piel, ya que en este tiempo es cuando aumenta su capacidad de absorber mejor la crema que se aplique en la superficie.

“La piel comienza a secarse, aunado a la falta de hábito para hidratarla de manera constante. El problema se acentúa hasta llegar a un punto en que esta tan seca que ha perdido sus características de elasticidad, y entonces con cualquier golpe rasguño o traumatismo puede llegarse a romper y formar ulceras”.

El especialista explica que la resequedad sobre todo en los pacientes con dermatitis atópica o diabetes se acentúa principalmente en dos épocas del año: en verano, porque el sudor que “secretamos” no sirve para hidratar la piel sino todo lo contrario.

Y en invierno por el frio la piel se reseca más fácilmente, manifestándose principalmente con comezón.

Con el fin de evitar complicaciones en la piel, el especialista recomienda acudir con el dermatólogo por lo menos una vez al año, para realizar una revisión y si tiene alguna molestia el doctor indique un tratamiento adecuado como medida de prevención,  porque la gente acude al médico cuando ya tiene un problema severo.

Agencia ID