5 Consejos para el manejo de la diabetes tipo 2 en adultos mayores

Pin It

Aquí hay cinco consejos que pueden ayudarlo a controlar la diabetes tipo 2 a medida que envejece.

Aprenda acerca de sus factores de riesgo para las complicaciones

Las personas mayores de edad tienen más probabilidades que las jóvenes de desarrollar complicaciones por la diabetes tipo 2, incluidas las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.

Sin embargo, su edad es solo un factor que afecta sus posibilidades de complicaciones. No puede controlar su edad, pero puede controlar otros factores de riesgo.

Pregúntele a su médico cómo su historial médico y su estilo de vida pueden afectar su salud, incluido el riesgo de complicaciones de la diabetes tipo 2.

Pueden ayudarlo a desarrollar un plan para manejar los factores de riesgo dentro de su control mediante cambios en el estilo de vida, tratamientos médicos o ambos.

Realice exámenes de salud con regularidad

La diabetes tipo 2 puede afectar muchas partes de su cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos, el sistema nervioso, los riñones, los ojos, la piel y otros órganos.

Para ayudar a monitorear y administrar su riesgo de complicaciones, es importante seguir las recomendaciones de su médico para los exámenes de salud preventivos de rutina.

Por ejemplo, su médico podría recomendar:

  • Análisis de sangre para controlar sus niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Análisis de sangre u orina para detectar signos de daño renal.
  • EKG u otras pruebas cardíacas para detectar enfermedad de la arteria coronaria.
  • Prueba de tobillo-brazo para verificar arteria.
  • Pruebas de la función nerviosa para comprobar si hay daño a los nervios.
  • Exámenes de la vista para comprobar si hay pérdida de la visión.
  • Exámenes de salud mental para determinar si hay signos y síntomas de la depresión, la ansiedad, la demencia, o pérdida de memoria.
  • Pruebas de densidad ósea para comprobar la osteoporosis.

Su horario de cribado recomendado puede variar, dependiendo de su edad e historial de salud. A medida que envejece, su médico puede recomendar exámenes de salud más frecuentes.

Estas evaluaciones pueden ayudarlo a identificar las posibles complicaciones en una etapa temprana y obtener el tratamiento que necesita.

Pregunte acerca de las interacciones entre medicamentos

En comparación con los adultos más jóvenes, los adultos mayores tienen más probabilidades de tomar múltiples medicamentos para la diabetes. Algunos medicamentos y suplementos pueden interactuar con otros. A veces, estas interacciones causan efectos secundarios incómodos o incluso peligrosos.

Antes de tomar un nuevo medicamento o suplemento, pregúntele a su médico o farmacéutico si podría interactuar con algo que esté tomando actualmente.

En algunos casos, su médico puede ajustar su plan de tratamiento prescrito para limitar el riesgo de interacciones con otros medicamentos. Si cree que puede estar experimentando efectos secundarios de un medicamento o suplemento, hable con su médico de inmediato.

Hable con su médico acerca de sus niveles de colesterol

La diabetes tipo 2 y la edad aumentan su riesgo de colesterol alto, lo que a su vez aumenta sus posibilidades de enfermedad coronaria, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Para reducir el riesgo, la terapia con estatinas puede ayudar. Las estatinas son un grupo de medicamentos que reducen el colesterol en la sangre.

Un estudio reciente encontró que la terapia con estatinas redujo el riesgo de enfermedad coronaria en los adultos mayores con diabetes tipo 2, entre los 75 y los 84 años. Varios estudios sugieren que la terapia con estatinas también puede brindar beneficios de protección a los adultos mayores de 65 años.

Hable con su médico acerca de sus niveles de colesterol. Pueden discutir si usted tiene colesterol alto o si tiene un riesgo significativo. Si es necesario, su médico puede recomendar un plan de tratamiento. La decisión de comenzar un medicamento con estatinas generalmente se toma teniendo en cuenta todas sus afecciones médicas.

Incorpore el entrenamiento de fuerza en su rutina

La masa muscular y la fuerza tienden a disminuir con la edad, especialmente en personas con diabetes. Esto puede hacer que sea más difícil para usted controlar su peso, así como completar las actividades diarias.

Para un estado físico óptimo, intente incluir al menos dos sesiones de actividades de fortalecimiento muscular en su rutina semanal. La Asociación Americana de Diabetes también alienta a las personas a realizar por lo menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a vigorosa por semana.

Si tiene artritis, enfermedad cardíaca u otras afecciones de salud, hable con su médico antes de cambiar su rutina de ejercicios. Su médico o fisioterapeuta puede ayudarlo a desarrollar un plan de ejercicios que sea seguro para usted.

Recuerde

No importa su edad, su médico puede ayudarlo a controlar la diabetes tipo 2 y sus factores de riesgo de complicaciones.

A medida que envejece, es posible que lo alienten a hacerse exámenes de salud más frecuentes o ajustar su plan de tratamiento recetado. También pueden ayudarlo a aprender cómo mantener un estilo de vida saludable a medida que cambian sus necesidades y habilidades físicas.

Fuente: diabetesmellitus.mx

Pin It