Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

2018-09-22

Cómo alcanza el diabético el mejor control de su enfermedad

El paciente diabético, una vez diagnosticado, debe mantener un excelente y permanente control de su enfermedad, así como también de los múltiples factores de riesgo de complicaciones cardiovasculares u otras, vinculadas a la diabetes.

Es muy importante el control de las cifras de la glicemia durante todo el día y no solo en ayunas, pero no menos importante son las medidas encaminadas a mantener bajo control el peso corporal, la presión arterial, el control de las grasas en la sangre o la función renal.

Es el enfoque integral de control quien mayor beneficio tendrá sobre la salud del paciente con diabetes.

EL CONTROL DE LA GLICEMIA

El control de la glicemia es fundamental para evitar complicaciones y hasta fatales desenlaces.

Mientas mayor sea la normalidad de las cifras de glucosa, menor riesgo en la aparición de complicaciones micro (retinopatía diabética, etc.) y macrovasculares (infarto cardiaco, etc.) producto de  la enfermedad, trastornos a veces irreversibles aun obteniendo un buen control en etapas posteriores a su aparición.

Obtener un buen control glucémico se basa en la valoración de los riesgos y beneficios de una  estricta vigilancia tomando en consideración diversos aspectos de la enfermedad y del paciente.

FORMAS DE CONTROLAR LA GLICEMIA

Actualmente se utilizan tres formas: la hemoglobina glucosilada, el automonitoreo de glucosa tanto en ayuno como posprandial a través del glucómetro y, recientemente, el monitoreo continuo de glucosa, como herramientas para controlar la enfermedad.

HEMOGLOBINA GLUCOSILADA

Es uno de los análisis más utilizados para el seguimiento de la diabetes. Mantener un  valor menor a 7 por ciento disminuye el riesgo de complicaciones. Dicha reducción es proporcional a las cifra.  Mientras más baja sea, menor es el riesgo.

La interpretación de sus valores necesita de una cuidadosa valoración de cada caso.  Un valor demasiado bajo de hemoglobina glucosilada puede significar dos cosas: mejoría del control metabólico o se trata de un diabético con frecuentes eventos de hipoglucemia.

Aunque no es algo definitivo, la meta de hemoglobina glucosilada para la mayoría de los pacientes con diabetes es menor del  7 por ciento, aunque cada caso debe individualizarse.

Un paciente recién diagnosticada su diabetes, sin complicaciones de la enfermedad, sin hipoglucemias y con extensa esperanza de vida, pudiera ser susceptible a buscar un control estricto a través de la hemoglobina glucosilada, incluso por debajo de 6,5 por ciento.

Los pacientes de avanzada edad, con diabetes de muchos años, con diversas complicaciones derivada de su enfermedad o baja esperanza de vida, pudiera aceptase una hemoglobina glucosilada hasta de 8 por ciento.

LAS GLICEMIAS

Son parte de los objetivos del control de un diabético. La glucosa capilar en ayuno y la tomada una a dos horas después de los alimentos utilizando el glucómetro, son las cuantificaciones más útiles para revisar el estado glucémico del paciente; también se utilizan para ajustar y vigilar la respuesta al tratamiento, en particular con insulina.

Las cifras obtenidas ayudan a valorar la confiabilidad de las cifras halladas de  hemoglobina glucosilada. Puede suceder que si la hemoglobina glucosilada aparece elevada a pesar de que los niveles de glucosa en ayunas son normales, orienta a que las glucemias hechas en otras horas del día se mantienen elevadas y eso apoya la necesidad de ajustar la hora de la pesquisa y el tratamiento establecido.

MONITOREO CONTINUO DE GLUCOSA

Pendiente de generalizarse, en la actualidad el uso del monitoreo continuo de glucosa se considera como uno de los avances más importantes en el control de los pacientes con diabetes, pues  permite evaluar los niveles de glucosa de prácticamente en tiempo real pues se realiza de manera continuada.

MUY IMPORTANTES LOS OTROS CONTROLES

El control del peso corporal, la tensión arterial y las cifras de los lípidos en sangre, colesterol “malo” y “bueno” y triglicéridos, son también fundamentales en la prevención de las temibles complicaciones micro y macrovasculares.

En relación al  peso corporal el objetivo es alrededor de una reducción de las libras sobrantes entre  7 a 10 por ciento en 6 meses aproximadamente de iniciado un plan para bajar de peso, continuando hasta alcanzar el peso ideal.

Se debe mantener una presión arterial dentro de valores normales. En algunos casos de alto riesgo cardiovascular, es aconsejable alcanzar cifras en el rango inferior.

El control del paciente diabético debe realizarse de forma individual con un manejo apropiado para cada paciente. Los objetivos de control deben comenzar a aplicarse inmediatamente desde la primera consulta, realizando evaluaciones y ajustes cada dos o tres meses.

Si el caso no lo amerita antes, por lo menos una vez al año cada diabético debe realizarse un exhaustivo programa de estudio que incluye muchas otras más investigaciones, visitando la consulta especializada en diabetes de cada área de salud en todo el país. Es una garantía para conservar un buen control de su diabetes y una buena salud.

Fuente: CubAhora

Publicado en Tratamiento y cuidados

Número de visitas: 611

0
0
0
s2sdefault