Diez consejos para adelgazar

Pin It

Para adelgazar con éxito tienen que confluir varios factores. No solamente es cuestión de contar calorías ingeridas vs calorías gastadas.  Factores genéticos, factores metabólicos, factores psicológicos y también sociales

1.- El estar obeso o no, no siempre es cuestión de falta de voluntad, así que no te juzgues por tener obesidad. Para adelgazar, simplemente enfréntate a tu problema tomando conciencia de ello y busca soluciones inteligentes.

2.- Las dietas continuadas o muy restrictivas y a base de pocos nutrientes, tienen el problema del efecto rebote. Sigue un buen plan nutricional de adelgazamiento y sé ambicioso. Plantéate una expectativa y actúa conforme al  plan. Sobre todo no desesperes. Tómate tu tiempo y no pretendas bajar todo lo que te sobra en un mes, ni en dos… será en el tiempo que haga falta.

3.- Moverse es muy importante para adelgazar. Haz algún ejercicio físico. Cualquier esfuerzo es bien recibido. Trata de divertirte con el rato de rutina. Pon tu radio favorita, o tu música, ponte un Cd en la televisión y sigue alguna coreografía, etc. Trata de llevar una vida activa.

4.- Tienes que aprender a gestionar forma de sentir las cosas. Independientemente de que te afecten en el comer, te provocan enfermedades porque las defensas bajan ante el estrés emocional. Tanto si son emociones negativas, como positivas, has de aprender a controlarlas y que ellas no te controlen a ti. Trata de diferenciarlas del alimento. No asocies sensaciones y emociones con la comida. Procura hacer un ‘cambio de chip’ y cuándo te sientas así, ve a dar un paseo, llena la bañera y sumérgete un buen rato, llama a alguien con quién te llevas bien por teléfono, etc.

Emociones como la ansiedad, tristeza o ira, si son más intensas de lo normal, pueden empujarte a comer de manera descontrolada y a pegarte ‘atracones’ de comida, o incuso a comer constantemente durante todo el día. La obesidad, es la suma de muchos momentos de ese tipo. Puede que el yoga, ejercicios físicos, distracciones con música relajante, un programa de televisión.  Todos conocemos qué nos tranquiliza y nos equilibra. A veces es la voz de una persona amiga

Para adelgazar no olvides que el psicólogo puede ser una buena opción en casos muy rebeldes de obesidad

5.- Quítate la preocupación constante por tu silueta. Eso vendrá después. El estar demasiado centrado en la comida y en los kilos demás, hace que tengas conflictos de sentimientos y falta de confianza.  Ocúpate en vez de preocuparte. Para adelgazar, procura hacer cambios en tu forma de comer que puedas mantener en el tiempo. Cambia de hábitos.

6.- El hacer intentos repetidos en hacer dietas sin éxito para luchar contra la obesidad o con abandono rápido,  puede que haga que creas que nunca lo conseguirás. Eso te puede afectar en la percepción que tienes en cuánto al control de ti mismo en el resto de asuntos de la vida.

7.- Tu problema tiene solución. No desesperes y busca el sistema que más se adapta a ti y tu rutina diaria. El que te resulte más cómodo. Si eres capaz de resolver los problemas emocionales, también conseguirás mantener a raya el hecho de comer  a modo de  ansiolítico.

8.- Es importante el apoyo de la familia y la respuesta que tengan cuándo te pongas en guerra contra la obesidad. Pídeles ayuda y si ves que has bajado algo de peso, compártelo y pregunta si te ven bien. Te encantará el escuchar su respuesta. A veces no te lo dicen para no remover sentimientos, sobre todo si estás muy obeso.

9.- Si ves que tu ansiedad es muy intensa busca soluciones en productos como el cromo, que actúa  a nivel de la hormona del hambre y de la saciedad. La Pure Garcinia + Cromo y Abedul seguramente te ayudarán, no solo a aplacar la ansiedad por la comida, sino, también a quemar grasas y drenar los excesos de tóxicos y líquidos retenidos. Recuerda que la mayoría de personas con obesidad, abusan mucho del picoteo. Evítalo.

10.-Sobre todo no pierdas la ilusión y ganas de conseguirlo, porque para adelgazar, si no lo consigues con una táctica, será con otra. Los kilos demás, son años menos de vida.

Fuente: lineaysalud.com

Pin It