Especialistas recomiendan a mexicanos tomar a diario entre 3 y 3.7 litros de agua

Pin It

 

El agua constituye 70 por ciento del cuerpo humano adulto. A diario se pierde líquido durante la respiración, el sudor, la orina y las heces fecales. La deshidratación, es decir cuando la pérdida supera a la ingesta de líquidos, ocasiona estreñimiento, disminución de peso corporal, delirio, fallas renales e infecciones respiratorias y urinarias, además de bajo rendimiento cognitivo y hasta la muerte.

Una hidratación adecuada para mantener la salud y aumentar la productividad diaria es variable de acuerdo a cada individuo, sus condiciones ambientales y su actividad física. Por ello, el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar de The Coca Cola Company, editó el libro “Hidratación. Fundamentos en las diferentes etapas de la vida”, texto que divulga la importancia de un consumo adecuado de líquidos.

“Es el primer texto en castellano acerca de la hidratación. Decidimos hacerlo con una base científica que pueda ayudarle a los profesionales de salud y al público en general a que tengan conciencia de su hidratación. Si logramos que la gente empiece a tomar más líquido es un gran avance”, detalló el doctor Arturo Torres y Gutiérrez Rubio, director general de dicha instancia.

Para el hombre mexicano, la ingesta recomendada de agua diaria es de 3.7 litros, mientras que para las mexicanas es de tres litros aproximadamente; misma que puede obtenerse de cualquier bebida y de algunos alimentos, por ejemplo, las frutas y verduras contienen agua en un 70 por ciento; el té, café y las bebidas carbonatadas bajas en calorías o sin ellas tienen agua en un 99 a 100 por ciento.

El doctor Torres y Gutiérrez Rubio, especialista en medicina interna y coautor del libro junto con la doctora Frania Pfeffer Burak, detalló que “lo importante es tomar líquidos y no esperar a tener sed. Para saber si estamos deshidratados o no, un buen medidor es observar la coloración de la orina por las mañanas, si está amarilla es porque estoy deshidratado, su color tiene que ser casi transparente”.

Todas las bebidas hidratan, el sabor puede ayudar a incrementar el consumo de líquidos hasta en un 50 por ciento, además mantener a la vista algún recipiente con agua incrementa su consumo.

Durante 18 meses de investigación, 19 expertos en el área de la salud colaboraron para la edición de los once capítulos del texto dividido en dos secciones: generalidades del agua y la hidratación y, la segunda en los fundamentos de la hidratación saludable a lo largo de la vida humana.

Por ejemplo, los cuatro millones de mexicanos que en 2012 señalaron que fueron diagnosticados con diabetes “deben cuidar más su hidratación porque estas personas tienen dañado el riñón y una de las formas de protegerlo es abastecerlo de suficiente agua; entre menos consuma, su riñón trabaja más y se desgasta”, enfatizó el también médico cirujano.

Asimismo, para este grupo de pacientes se recomienda controlar su consumo de azúcar, sin embargo se detalló que tomar líquidos antes, durante y después de comer, contribuye a tener una menor carga de azúcar, por lo que habrá menor elevación de insulina. “Lo recomendable es que si está normalmente hidratado el consumo de agua simple es adecuado, además de que parcialmente debe tomar bebidas que contengan simultáneamente azúcar y electrolitos, como aquellos líquidos de rehidratación o deportivos. Pero si gusta de lo dulce, hay bebidas con edulcorantes no calóricos”.

Es importante mencionar que el libro está avalado por el la Federación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), la Fundación Española de Nutrición (FEN), el Colegio de Medicina Interna de México A.C. (CMIM), la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), entre otras instancias nacionales e internacionales.

“Estamos seguros que este libro es el primero de muchos más que estaremos trabajando apegado al compromiso de promover una vida saludable basada en ciencia, contribuyendo al bienestar de la sociedad mexicana”, finalizó el doctor Arturo Torres y Gutiérrez Rubio.

Samara García

Pin It