¿Resequedad en la piel? puede ser síntoma de diabetes: IMSS

Pin It

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de azúcar de la sangre están muy altos. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa (azúcar) entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo I, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo II, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Por lo que sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

De acuerdo con la doctora Rosa María Santiago Cruz, coordinadora de Prevención y Atención a la salud del IMSS, las personas con diabetes pueden experimentar pequeños problemas en la piel, puesto que los niveles elevados de glucosa en la sangre incrementan la pérdida de fluidos, provocando que la piel se empiece a resecar.

Estos problemas pueden ser incómodos, pero la mayoría no son peligrosos para su salud. Manteniendo bajo control el nivel de glucosa en la sangre es posible prevenir la aparición de estos problemas.

Por lo que la coordinadora de Prevención y Atención a la salud del IMSS exhorta a la población en prestar atención a los cambios que pueda presentar su piel, puesto que algunos de los signos de la diabetes pueden presentarse en piel seca, se puede cuartear, abrir o descamar, lo que también facilitaría el paso de las bacterias y los gérmenes al interior del cuerpo pudiendo causar infecciones.

Uñas, palma de las manos y planta de los pies amarillentos, enrojecimiento de la cara y manchas cafés en las piernas, infecciones por levaduras, estas infecciones ocurren en áreas húmedas, como el área entre los dedos y el área genital. Indicó Santiago Cruz.

Ante este panorama lo recomendable es mantener los niveles de azúcar lo más cercano a lo normal, el cuidado en los alimentos no es tanto, sino la cantidad, todo diabético debe reducir en forma global el consumo de carbohidratos.

Así como aplicar cuidados especiales en la piel, como lavarla con jabón neutro y secarla bien, utilizar talco en las axilas, no bañarse con agua muy caliente, el uso de cremas hidratantes es indispensable, así como tomar muchos líquidos.

Finalmente, la doctora Rosa María Santiago expone que en el IMSS se fortalecen los programas preventivos y la atención oportuna en primer nivel de atención para el paciente diabético, de igual forma se intensifica la difusión de programas preventivos en las Unidades de Medicina Familiar  a través de  las estrategias educativas PrevenIMSS, JuvenIMSS, ChiquitIMS, las cuales tienen como objetivo disminuir factores de riesgo, como son:  el sobrepeso y la obesidad como  predisponentes a padecer enfermedades crónico degenerativas.

Fuente: diarioaxaca.com

Pin It