Medicamento cubano se consolida como cura del pie diabético

Pin It

 

Más de 160 mil enfermos de úlcera del pie diabético en 26 países se beneficiaron en los últimos siete años con el medicamento cubano Heberprot-P, producido en la isla.

 

Único de su tipo a nivel mundial para prevenir la amputación de las extremidades en diabéticos con lesiones terminales, el Heberprot-P se consolida por su eficacia en el tratamiento de esos casos.

En Cuba, donde su aplicación abarca las atenciones primaria y secundaria de salud, el programa alcanzó en la etapa a más de 38 mil pacientes, según cifras oficiales.

Durante el XVI Taller Nacional del Programa de Atención Integral al Paciente Diabético (Paipupd), que sesiona esta semana en la ciudad oriental de Santiago de Cuba, especialistas locales destacaron los efectos del fármaco en la disminución del riesgo de amputación en las extremidades.

El coordinador ejecutivo del Paipupd, Osvaldo Re­yes, apuntó que cada año se registran más de 18 mil nuevos casos en el país caribeño.

Conforme al Programa, la mayor parte de esos enfermos son atendidos en el sistema de atención primaria, cuyo tratamiento ambulatorio es de dos a tres semanas al iniciarse la lesión.

El Heberprot-P, desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, tiene como principio activo el factor de crecimiento humano recombinante, y se aplica mediante inyección directa en la úlcera.

Este fármaco contiene un factor de crecimiento epidérmico que acelera la recuperación de las lesiones y sirve como prevención ante la amputación de los miembros inferiores en los diabéticos.

Su aplicación en la ínsula comenzó en 2007 y en la actualidad está considerado entre los fármacos más sobresalientes de la industria biotecnológica cubana.

El propósito de las autoridades sanitarias es lograr que en el año 2016 las mutilaciones por úlcera del pie diabético sean "casos rarísimos" y no consecuencia de la dolencia.

Jorge Berlanga, creador del singular producto, resaltó la víspera en el taller que científicos, especialistas y académicos de Estados Unidos han mostrado interés, por el impacto del programa.

"Existe una masa crítica de profesionales, de clínicos y cirujanos en pie deseosos de probar el medicamento cubano, pues lo reconocen como una alternativa posible para reducir el índice de amputaciones que esta complicación de la diabetes mellitus posee en los Estados Unidos", dijo Berlanga.

A nivel mundial, unos 200 millones de personas padecen diabetes mellitus, cifra que ascendería a 366 millones para el año 2030, de acuerdo con reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más de la mitad de esos pacientes muestran descontrol de sus niveles de glucosa, lo que incrementa el riesgo de padecer de complicaciones como ceguera, fallo renal y amputaciones.

Cada año, entre el 15 y el 30 por ciento de los diabéticos con úlcera requieren amputación del miembro inferior, frecuentemente precedida por infección y gangrena.

En medio del creciente reconocimiento del Heberprot-P, países como Argentina, Bolivia, Ecuador, México, Venezuela y Rusia otorgaron registro sanitario al novedoso fármaco.

Fuente: Xinhua / Rogelio del Río

Pin It