Inyecciones para adelgazar: riesgos y eficacia

Pin It

La liraglutida (Saxenda), un principio activo para el tratamiento de la diabetes tipo 2 produce como efecto secundario la pérdida de peso, lo que ha convertido a este medicamento en el nuevo objeto de deseo. ¿Es posible recurrir a Saxenda para adelgazar? Te explicamos los aspectos más relevantes sobre este medicamento, cómo actúa, cuáles son sus riesgos y limitaciones.

Saxenda, el medicamento de moda

Quizá has oído hablar de unas inyecciones para adelgazar. En realidad se trata de un medicamento que se utiliza para la diabetes: Saxenda, el nombre comercial de liraglutida.

Liraglutida, más que un fármaco contra la diabetes

La liraglutida es un principio activo que pertenece a la familia de los medicamentos análogos a la GLP-1.

Dentro de esta familia hay cinco principios activos diferentes: exenatida, liraglutida, semaglutida, lixisenatida y dulaglutida, y cada uno de ellos se comercializa con su propio nombre comercial. Todos estos medicamentos requieren de prescripción médica, y están indicados para el tratamiento de la diabetes tipo 2, pero hay uno, la liraglutida (Saxenda), que tiene además indicación autorizada para perder peso. 

¿Cómo funcionan?

Estos medicamentos se caracterizan porque imitan el funcionamiento de una hormona, la GLP-1, que se secreta a nivel intestinal cuando ingerimos comida y cuya función más importante es regular los niveles de las dos hormonas implicadas en el control de la glucosa en sangre: la insulina y el glucagón.

Concretamente, la GLP-1 aumenta los niveles de insulina y disminuye los niveles de glucagón, lo cual se traduce en una disminución de los niveles de azúcar en sangre. Y  además de eso, la GLP-1 retrasa el vaciado gástrico y genera sensación de saciedad. Los medicamentos que consiguen emular a la GLP-1 se usan para el tratamiento de la diabetes tipo 2 y como efecto secundario, en mayor o menor medida, quitan el hambre.

Pérdida de peso: un deseable efecto secundario

Al ver que los pacientes diabéticos tipo 2 tratados con este tipo de medicamentos tenían menos hambre y que, como consecuencia de ello, perdían peso, algunos laboratorios han decidido investigar el potencial de estos medicamentos para ayudar, precisamente, a perder peso.

Hasta el momento, de todos los análogos de la GLP-1 comercializados solo la liraglutida, de los laboratorios NovoNordisk, ha conseguido la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso.

Saxenda para adelgazar

La liraglutida se comercializa bajo dos marcas comerciales diferentes: una para el tratamiento de la diabetes tipo 2, Victoza. Y otra para ayudar en el control de peso, Saxenda.

Son inyecciones subcutáneas: cada caja contiene 5 plumas precargadas y cada pluma contiene medicación para seis días. Por tanto, una caja de Saxenda de 5 plumas es el tratamiento mensual. Saxenda es un medicamento que requiere de receta médica y debe prescribirse bajo supervisión del especialista.  No está financiado por la sanidad pública: el precio de la caja de 5 plumas precargadas es 283,05 euros.

Fuente: ocu.org

Pin It

Quien está en línea

Hay 381 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta