Educación e innovación para evitar complicaciones y conseguir ahorros

Pin It

La educación diabetológica y el acceso a la innovación ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes con diabetes tipo 2 insulinizados y a ahorrar costes al sistema sanitario. Así lo han destacado los expertos participantes en la última edición de la ‘Diabetes Experience Day’, punto de encuentro de pacientes, familiares y profesionales sanitarios para la educación y concienciación sobre esta enfermedad que padecen más de 5 millones de españoles.

Como explica Juan Francisco Perán, presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), miembro de Somos Pacientes, “las personas con diabetes tipo 2 conforman un colectivo muy variado y con necesidades específicas.  Por ello es clave una educación diabetológica de calidad y continuada en el tiempo, así como tener acceso a todos los recursos que están a su alcance para conseguir una buena adherencia al tratamiento, como lo son las nuevas tecnologías”.

El coste directo de la diabetes supone ya a día de hoy el 8,2% del gasto sanitario total español. Además, y como ha venido sucediendo en las últimas décadas, se espera un aumento de la incidencia y prevalencia de la diabetes tipo 2 como consecuencia del incremento de la obesidad y de la esperanza de vida. De ahí la importancia de la formación diabetológica de pacientes y familiares, que entre otros beneficios reduce los riesgos de complicaciones asociadas a la enfermedad y, por ende, los costes de su atención.

Pacientes empoderados

Como coinciden en señalar los expertos participantes en el encuentro, “ante el reto de afrontar una enfermedad crónica es necesario que los pacientes dispongan de todas las herramientas a su alcance para gestionar adecuadamente el seguimiento de su patología”.

Más aún cuando, contrariamente a la creencia generalizada, el control de la diabetes tipo 2 supone un mayor reto que el de la diabetes tipo 1. Como recuerda el doctor Antonio Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes (SED), “conceptualmente es una enfermedad mucho más difícil que la tipo 1 porque es preciso saber qué le funciona al paciente en cada momento, por lo que se debe ir ajustando el tratamiento”.

En este contexto, los avances tecnológicos y los sistemas de monitorización de la glucosa en líquido intersticial han supuesto una revolución en control y manejo de la diabetes tipo 2 con insulina, razón por la que FEDE trabaja para su implantación y acceso equitativo en todas las comunidades autónomas para, así, “tener un acceso real a la innovación”.

Es más; un sistema asentado sobre los avances tecnológicos también permitiría ahorrar costes al Sistema Nacional de Salud (SNS), pues “a mayor control, mayor ahorro en el gasto sanitario –incide Juan Francisco Perán–, por lo que es importante recalcar que introducir las nuevas tecnologías es una inversión porque se va a evitar complicaciones en la salud de los pacientes”.

Como concluye la doctora Juana Carretero, vicepresidenta primera de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), “es imprescindible que el paciente se empodere, se haga dueño de la enfermedad y aprenda a manejar las complicaciones”.

Fuente: somospacientes.com

Pin It