Pacientes pediátricos con diabetes tipo 1 logran mayor control de la enfermedad

Pin It

El protocolo MITAM fue implementado para brindar acceso a la atención médica integral

La implementación de un programa piloto de atención multidisciplinaria y con acceso a tecnología médica de última generación mostró resultados favorables en la salud física y emocional de 23 pacientes pediátricos con diabetes mellitus tipo 1 residentes del estado de Tamaulipas.

El Gobierno de Tamaulipas, el Sistema DIF estatal, la Secretaría de Salud estatal y el Hospital Infantil de Tamaulipas, en colaboración con la Asociación DIAVIVIR Aprendiendo a vivir con diabetes pusieron en marcha este programa piloto que está beneficiando a niños y niñas cuyas edades oscilan entre 6 y 17 años, generando así un impacto positivo en su calidad de vida y en la de sus familiares y cuidadores.

Los resultados obtenidos son alentadores al darse a conocer que se alcanzó un control en la hemoglobina glucosilada (HbA1c) por debajo del 7.5% en el 72% de los participantes, y un promedio grupal de Tiempo en Rango (TIR) del 71% versus indicadores iniciales del programa.

El protocolo denominado MITAM es el primer y único programa de atención con estas características implementado a nivel nacional, cuya primera fase arrancó a mediados de 2019 con la participación de 10 niños previamente identificados por el Servicio de Endocrinología del Hospital Infantil de Tamaulipas y la Asociación DIAVIVIR.

Médicos especialistas y expertos de ambas organizaciones colaboraron de forma integral para desarrollar el programa que comienza con una selección de los participantes, así como el entrenamiento del paciente y su cuidador para el correcto uso de la tecnología llamada “bomba de insulina”, cuya función es administrar micro-dosis de insulina calculadas automáticamente, mediante un monitoreo continuo de glucosa y algoritmos inteligentes de última generación.

Si bien el piloto de atención toma ventaja de la tecnología más innovadora disponible en México, la clave del éxito clínico de los pacientes también ha sido posible por el incansable acompañamiento de los especialistas, educación, capacitación y seguimiento individual y grupal que, de manera mensual, reciben los participantes.

“La colaboración multidisciplinaria de médicos especialistas y profesionales en tecnología médica, más la suma de esfuerzos por parte de la SSA de Tamaulipas, han hecho posible la extensión de este programa a 13 niños más en una segunda fase. El día de hoy podemos decir que los pacientes están mostrando una mejoría clínica importante que, gracias a la atención integral centrada en sus necesidades específicas, están a la par de las metas internacionales de tratamiento más exigentes”, expresó Judith Cornejo, pediatra endocrinóloga del Hospital Infantil de Tamaulipas.

Asimismo, durante la segunda fase se logró que los 23 participantes cambiaran sus bombas de insulina a un modelo de bomba de reciente lanzamiento en México con mayor inteligencia y automatización, con lo que se pudo sistematizar y protocolizar un modelo de atención para sustentar los resultados recabados hacia dos direcciones; la primera en cuanto el control metabólico, y la segunda en torno al análisis en calidad de vida.

“Tener el adecuado manejo en los niveles de glucosa propicia una mayor calidad y esperanza de vida, así como una menor progresión de comorbilidades que merman significativamente el desarrollo físico y mental de los niños y jóvenes que viven con DM1, evitando repercusiones en la adultez”, puntualizó Cornejo, líder del proyecto.

Por su parte, Martha Zapata, presidenta de la Asociación DIAVIVIR, expresó que los resultados de este programa han sido sumamente alentadores para continuar sumando esfuerzos a favor de la salud y calidad de vida de los pacientes con DM1.

“En DIAVIVIR hemos trabajado durante mucho tiempo en establecer conductas y hábitos adecuados a las necesidades personales de cada paciente y su cuidador para el mejor entendimiento, manejo y tratamiento de su condición en las diferentes etapas de su vida. Agradecemos a las autoridades del estado por su invaluable apoyo para hacer realidad la implementación de MITAM y poder ver materializado este propósito”, destacó.

La diabetes mellitus tipo 1 es la patología endocrinológica más prevalente en niños. La IDF calculó en 2019 que un millón 110 mil 100 menores de 20 años viven con esta condición a nivel global. En México, de acuerdo con la SINAVE 2019, existen alrededor de tres mil 300 nuevos diagnósticos por año.

Fuente: vertigopolitico.com

Pin It