Crean un medidor de glucosa con el que no es necesario pincharse la piel

Pin It

El descubrimiento hizo a los investigadores ganar un prestigioso premio que los ayudará a seguir perfeccionando el instrumento

Los avances científicos están también comprometidos a mejorar la vida de aquellas personas que, por desgracia, padecen enfermedades crónicas que ya por sí solas producen demasiadas molestias al enfermo, como para que también, el simple hecho de controlarlas se convierta en un infierno. Ahora, una facultativa del hospital Virgen Macarena de Sevilla, España, encontró la manera de que los enfermos de diabetes puedan medir su glucosa sin necesidad de estar pinchando su piel una y otra vez. 

Y es que desarrollaron  un medidor de glucosa en la sangre no invasivo e indoloro, que evita pinchazos o sensores bajo la piel a personas con diabetes para medir el nivel de azúcar en sangre.

Según explicó el hospital en un comunicado, se trata de una facultativa de la Unidad de Endocrinología y Nutrición, que fue premiada por este trabajo por la Sociedad Española de Diabetes (SED).

El premio, que se entregó durante la celebración virtual del XXXI Congreso Nacional de la SED, es otorgado a jóvenes investigadores que dirigen proyectos de investigación relacionados con esta patología.

Con la concesión de este reconocimiento se ha valorado el trabajo desarrollado en torno a la adaptación y validación clínica del medidor de glucosa, y se ayuda a un proyecto que viene desarrollando conjuntamente a lo largo de los dos últimos años la Unidad de Nutrición y Endocrinología del centro sanitario y el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Sevilla en colaboración con la empresa SleepControl Technologies.

La validación de la citada unidad servirá para perfeccionar la fórmula que permita al dispositivo medir la glucemia en todos sus rangos, desde los normales hasta sus extremos altos y bajos.

Una de las virtudes de la aplicación futura de este innovador procedimiento de medición, que utiliza un sistema optoeléctrico, es su bajo coste, además de un uso inocuo, que permitirá a la persona diabética reiterar la prueba de forma cómoda.

A través de la colaboración en este proyecto, el Hospital Universitario Virgen Macarena pretende contribuir al desarrollo de una tecnología sanitaria propia y favorecer la gestión de un importante reto de la salud como es la que sufren los pacientes con diabetes.

Fuente: milenio.com

Pin It