Las parejas de las personas con diabetes tipo 2 cambian su estilo de vida

Un nuevo estudio publicado el pasado 9 de julio en Annals of Family Medicine, ha confirmado que las parejas de las personas recién diagnosticadas con diabetes son un 50 por ciento más propensas a asistir al nutricionista para controlar su peso y tienen un 25 por ciento más probabilidades de dejar de fumar. En resumen que 1 de cada 2 parejas de una persona diagnosticada con diabetes tipo 2 asume el diagnóstico como una llamada de atención y cambia sus hábitos de vida.

Su implicación con la diabetes de su pareja y la adquisición de nuevos hábitos saludables aumenta las probabilidades de conseguir un buen nivel de azúcar en sangre, una correcta presión arterial y el colesterol controlado.

“Queríamos saber como un diagnóstico de diabetes afecta a otras personas en el hogar en el año después del diagnóstico”, dijo el autor principal del estudio, Julie Schmittdiel investigadora de Kaiser Permanente Northern California en Oakland.

“Cuando una persona en una familia desarrolla diabetes, da miedo. Pero también es una oportunidad real para ayudar a reducir su riesgo de complicaciones, y tal vez sea un buen momento para ayudar a los demás en casa en adoptar hábitos más saludables” dijo Schmittdiel. “Los médicos y los sistemas de salud deben ayudar a los miembros de la familia, y en este caso a las parejas de una persona con diabetes, a aprovechar esta oportunidad para hacer cambios duraderos”, agregó.

Una de las piedras angulares de la diabetes tipo 2 son los cambios de estilo de vida saludables, a menudo con la ayuda de la medicación. Se anima a las personas con diabetes tipo 2 a mejorar su dieta, aumentar sus niveles de actividad física y, si fuman, dejar de fumar, según los investigadores. Parejas e hijos de personas con diabetes tipo 2 también pueden estar en mayor riesgo de la enfermedad debido a la genética y los hábitos de vida compartidos en el hogar.

El estudio evaluó a casi 181.000 parejas en el norte de California. El estudio no ahonda en las razones por las que un diagnóstico de diabetes en una pareja puede conducir a cambios de conducta saludables en el otro. El diagnóstico de la diabetes tipo 2 puede ser una verdadera llamada de atención para la pareja.

Fuente: canaldiabetes.com