Con Diabetes y sin hambre

Pin It

Las personas que viven con trastornos de la glucosa tienen alteraciones en el apetito, algunos tienen exceso de hambre y otros se la pasan sin ganas de probar bocado alguno. ¿Vives con Diabetes y sin hambre? Esta es la explicación:

Con Diabetes y sin hambre

Cuando se tienen altos los niveles de la glucosa las personas no sienten apetito a pesar de que han pasado largas horas sin ingerir alimentos. Sin embargo, es necesario que comas pequeños bocados durante el día, explica Joel Rodriguez Saldaña, Experto en Diabetes.

Entre más tiempo pases sin alimento mayores alteraciones tendrás en los niveles de glucosa, por tanto, come, por ejemplo, un puñado de nueces, tres pedazos pequeños de queso acompañados de un vaso con agua. Cuatro horas después, una ensalada verde y algunas cucharadas de atún.

Poco a poco tu cuerpo regresará a tener apetito, nunca dejes de comer, tampoco hagas dos tiempos atiborrados de alimento. Lo ideal son pequeñas porciones a no más de cuatro horas de cada una, con ello tus medicamentos funcionarán mejor y tú no te sentirás mal.

Fuente: Diabetes Bienestar y Salud

Pin It