Vinculan la impotencia con el riesgo de diabetes tipo 2

Pin It

Los hombres que experimentan impotencia podrían tener el doble de riesgo de tener diabetes tipo II sin diagnosticar, en comparación con los hombres sin esos problemas sexuales, sugiere un estudio reciente.

"Ese efecto fue más significativo entre los hombres de mediana edad de 40 a 59 años", dijo el doctor Sean Skeldon, investigador líder del proyecto y residente de medicina familiar de la Universidad de Toronto, en Canadá.

Uno de cada 50 hombres sin disfunción eréctil podría tener diabetes sin diagnosticar, mientras que uno de cada 10 que si cuentan con disfunción pueden padecer la enfermedad, dijo Skeldon.

Es importante anotar que en este estudio sólo se encontró un vínculo entre la impotencia y la diabetes tipo II, pero no probó una relación causal entre esos problemas de salud.

Para el estudio, el equipo de Skeldon recolectó datos sobre más de 4 mil 500 hombres a partir de los 20 años de edad que participaron en la encuesta nacional de examen de salud y nutrición de Estados Unidos entre 2001 y 2004.

Los investigadores observaron la asociación de la disfunción eréctil con la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes tipo II sin diagnosticar en ese grupo, pero no encontraron vínculo entre tener problemas para lograr o mantener una erección y la hipertensión o el colesterol alto no diagnosticados.

Determinaron que la prevalencia de diabetes sin diagnosticar era del 11.5 por ciento en los hombres con impotencia, en comparación con aproximadamente un tres por ciento entre los que no sufrían del trastorno. En los hombres de 40 a 59 años, la tasa de diabetes sin diagnosticar fue del 19 por ciento en aquellos con disfunción eréctil, frente al 3 por ciento entre los que no tenían problemas con la erección, encontró el estudio.

La disfunción eréctil es un factor de riesgo para la enfermedad cardiaca futura, advirtió Skeldon. A diferencia de la diabetes, la hipertensión o el colesterol alto, que normalmente no tienen síntomas obvios, la impotencia es algo que los hombres reconocen como un problema, señaló.

"Los hombres con disfunción eréctil deben consultar al médico para asegurarse de recibir pruebas de detección adecuadas para la diabetes", planteó Skeldon. "Hacerlo podría prevenir enfermedades cardiacas más adelante. Por otra parte, los médicos deben asegurarse de realizar una revisión adecuada de los hombres con disfunción eréctil".

El doctor Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, dijo que "por lo general, la disfunción eréctil no es una complicación temprana de la diabetes. Es una complicación tardía provocada por cambios en la función de los nervios".

Fuente: HealtDay

Pin It