Cetoacidosis diabética: cuáles son sus síntomas, causas y tratamiento

Pin It

Dependiendo el tipo de síntoma que se presente, se puede conocer el nivel de gravedad de un padecimiento

La cetoacidosis diabética es una complicación grave de la diabetes.

La enfermedad se desarrolla cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina. La insulina desempeña una función crucial en el paso de la glucosa, una de las principales fuentes de energía para los músculos y otros tejidos, a las células del cuerpo.

Sin una cantidad suficiente de insulina, el cuerpo comienza a descomponer grasas para obtener energía. Esto produce una acumulación de ácidos en el torrente sanguíneo, los cuales se denominan cetonas. Si no se la trata, esa acumulación puede llevar a la cetoacidosis diabética.

Si tienes diabetes o estás en riesgo de contraerla, infórmate sobre los signos de advertencia de la cetoacidosis diabética y sobre cuándo solicitar atención de emergencia.

Síntomas

Los síntomas de la cetoacidosis diabética a menudo aparecen rápidamente, a veces dentro de las 24 horas. Para algunas personas, estos síntomas pueden ser el primer signo de la diabetes. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Tener mucha sed
  • Orinar con frecuencia
  • Vomitar o sentir la necesidad de hacerlo
  • Tener dolor estomacal
  • Sentirse débil o cansado
  • Tener dificultad para respirar
  • Tener aliento con olor afrutado
  • Estar confundido

Los signos más precisos de cetoacidosis diabética, que se pueden detectar a través de pruebas de análisis de sangre y orina para realizar en casa, incluyen los siguientes:

  • Nivel alto de glucosa en la sangre
  • Niveles altos de cetonas en la orina
  • Cuándo debes consultar a un médico

Si te sientes enfermo o estresado o tuviste recientemente una enfermedad o lesión, controla tu glucosa en la sangre con frecuencia. También puedes probar el kit de prueba de cetonas en la orina que puedes conseguir en una farmacia.

Comunícate de inmediato con el proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Vomitas y no puedes retener la comida o los líquidos.
  • El nivel de glucosa en la sangre es más alto que el rango objetivo y no respondes al tratamiento en casa.
  • Tu nivel de cetonas en la orina es moderado o alto.

Busca atención médica de emergencia si sucede lo siguiente:

  • El nivel de glucosa en la sangre es superior a 300 miligramos por decilitro (mg/dL) o 16,7 milimoles por litro (mmol/L) en más de una prueba.
  • Tienes cetonas en la orina y no puedes comunicarte con el proveedor de atención médica para que te aconseje.
  • Tienes varios síntomas de cetoacidosis diabética. Estos incluyen sed excesiva, micción frecuente, náuseas y vómitos, dolor de estómago, debilidad o fatiga, falta de aire, aliento con olor a frutas y confusión.

Recuerda que la cetoacidosis diabética no tratada puede provocar la muerte.

Factores de riesgo

El riesgo de tener cetoacidosis diabética es mayor si presentas los siguientes factores:

Tienes diabetes tipo 1

Omites las dosis de insulina con frecuencia

A veces, la cetoacidosis diabética se presenta en personas que tienen diabetes tipo 2. En algunos casos, la cetoacidosis diabética puede ser el primer signo de que tienes diabetes.

Diagnóstico

Un examen físico y un análisis de sangre pueden ayudar a diagnosticar cetoacidosis diabética. En algunos casos, pueden necesitarse otras pruebas que permitan encontrar la causa de la cetoacidosis diabética.

Análisis de sangre

Los análisis de sangre utilizados en el diagnóstico de la cetoacidosis diabética medirán lo siguiente:

El nivel de glucosa en la sangre Si el organismo no tiene suficiente insulina para permitir que el azúcar ingrese en las células, el nivel de glucosa en la sangre aumentará. Esto se conoce como hiperglucemia A medida que el organismo desintegra las grasas y las proteínas para usarlas como fuente de energía, el nivel de glucosa en la sangre seguirá aumentando

El nivel de cuerpos cetónicos Cuando el organismo desintegra grasas y proteínas para usarlas como fuente de energía, los ácidos (cetonas) ingresan en el torrente sanguíneo.

La acidez de la sangre Un nivel de cetonas en la sangre muy elevado hará que la sangre se vuelva ácida. Esto puede cambiar el funcionamiento de los órganos de todo el cuerpo

Otras pruebas

Las pruebas que pueden ayudar a detectar problemas de salud que podrían haber contribuido a causar la cetoacidosis diabética y a comprobar si hay complicaciones pueden incluir las siguientes:

  • Análisis de electrolitos en la sangre.
  • Análisis de orina.
  • Radiografía de pecho.
  • Registro de la actividad eléctrica del corazón (electrocardiograma).

Tratamiento

Si te diagnostican cetoacidosis diabética, es posible que te atiendan en la sala de emergencias o que te hospitalicen. Por lo general, el tratamiento consiste en lo siguiente:

Líquidos. Los líquidos reemplazan a aquellos que se pierden al orinar de forma excesiva Además, reducen la glucosa en la sangre Los líquidos se pueden administrar por la boca o por una vena Cuando se administran por una vena, se llaman líquidos por vía intravenosa

Sustitución de electrolitos. Los electrolitos son minerales, como el sodio, el potasio y el cloruro, que se encuentran en la sangre y transportan una carga eléctrica La falta de insulina puede disminuir el nivel de varios electrolitos en la sangre Los electrolitos por vía intravenosa se administran para ayudar a que las células del corazón, de los músculos y de los nervios funcionen como deberían

Terapia de insulina. La insulina revierte la cetoacidosis diabética Además de líquidos y electrolitos, se brinda terapia de insulina, en general, por vena Es posible retomar la terapia de insulina regular cuando el nivel de glucosa en la sangre cae por debajo de los 200 mg/dl (11,1 mmol/l) y la sangre ya no es ácida

Fuente: infobae.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 627 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta