Esto es la acantosis nigricans, un signo de diabetes y cáncer

Pin It

Las personas más propensas a padecerla son aquellas con obesidad

Es probable que alguna vez, a lo largo de tu vida, hayas tenido contacto con personas que presentan manchas oscuras en la piel, principalmente en la parte trasera del cuello, las cuales están relacionadas por la mayoría con mugre o falta de higiene personal.

Sin embargo, no se trata de eso; las manchas son signo de múltiples enfermedades que pueden estar afectado a tu cuerpo de forma silenciosa.

¿Qué es la acantosis nigricans?

La acantosis nigricans es una afección que causa que zonas de la piel con pliegues como cuello, axilas, región inguinal o abdomen adquieran una apariencia oscura, gruesa y aterciopelada.

Es una condición relativamente común en la que se pueden observar placas híper pigmentadas de color gris o café, además, genera una textura rugosa en las zonas afectadas. También puede provocar comezón, mal olor y estrías.

Nadie esta exento de padecer esta enfermedad cutánea, no obstante, existe mayor tendencia en las personas que viven con obesidad o diabetes, al igual que aquellos que cuentan con antecedentes familiares. Otro factor a considerar es la raza, ya que las personas afroamericanas o hispánicas son más propensas.

¿Cuáles son las causas de la acantosis?

La causa más común de esta afección es la resistencia a la insulina. Lo anterior significa que se padece de un mal metabolismo del azúcar, que a su vez puede ser signo primario de diabetes. Al existir mayor cantidad de azúcar en el organismo el páncreas, órgano que la procesa, trabaja más de lo normal.

Esto genera presencia elevada de glucosa en la sangre y reduce la capacidad de las células de absorber y utilizar el azúcar para abastecerse de energía. La resistencia a la insulina también está relacionada con el síndrome de ovario poliquístico.

Otra de las causas de la acantosis nigricons son medicamentos o suplementos como nianicina, píldoras anticonceptivas, prednisona y otros cortisoides en dosis altas.

Por último, aunque menos común, está su relación con el cáncer, en particular los linfomas, el cáncer de estómago, colon e hígado.

¿Cómo prevenirla?

Manteniendo una dieta balanceada que permita tener un peso sano. Se debe reducir el consumo de azúcares y suspender los medicamentos que estén relacionados a la aparición de acantosis según sea el caso.

Fuente: expreso.press

Pin It

Quien está en línea

Hay 374 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta