Diabesidad, más que un dulce problema de salud

Pin It

Factores como una mala alimentación y la falta de actividad física inciden en que las personas padezcan obesidad y posteriormente diabetes; para contrarrestar estos problemas, es importante bajar de peso para tener una mejor calidad de vida y evitar otras enfermedades

La diabesidad (diabetes + obesidad) es una combinación peligrosa.

Se trata de una serie de factores dañinos para la salud que, de no atenderse, pueden provocar otras enfermedades que deterioran la salud de las personas.

Por ello, en caso de padecer sobrepeso, es importante evitar la obesidad para evitar la diabetes.

Expertos del Laboratorio de Datos Contra la Obesidad consultados para el Foro de Bienestar, señalan que con un cuadro de diabetes, es importante disminuir nuestro peso y de esta forma tener un mejor esquema para enfrentar esta enfermedad.

“El resultado de padecer muchos años obesidad nos va a desarrollar finalmente la diabetes y el detalle es que no se queda nada más ahí, sino que, si no controlamos la diabetes, podemos desarrollar las secuelas que se conocen como enfermedad renal crónica o enfermedad cardiovascular y ahí es donde empiezan los problemas de salud pública, por que nuestro sistema de salud actual no puede atender a tantas personas que padecen obesidad y sus consecuencias”, explica la maestra María Enriqueta Velázquez Serrano, especialista en nutrición clínica.

Desde hace casi 50 años se acuñó el término de “diabesidad” en referencia al estrecho vínculo entre la obesidad y la diabetes y como una forma de visibilizar la problemática de este padecimiento caracterizado por la presencia de altos niveles de glucosa en sangre

Las personas que tienen obesidad deben mejorar sus hábitos alimenticios, tales como incrementar el consumo de verduras, hacer ejercicio y evitar en la medida de lo posible el consumo de productos procesados en busca de mejorar su nivel de vida.

Otro punto fundamental para evitar esta condición es disminuir el consumo de refrescos y otros productos endulzados.

El exceso de peso en las personas es el principio de otros padecimientos y es por ello que es importante ver esta relación entre diabetes y obesidad.

Uno de los temas fundamentales es la prevención. Las personas más jóvenes tienen que aprender a alimentarse mejor, consumir más frutas y verduras, evitar las bebidas azucaradas y hacer ejercicio. De esta manera, tendrán más probabilidades de tener una vida saludable

“Así como les enseñamos las matemáticas y la geografía a los niños y se lo aprenden desde pequeños, así también si nosotros les inculcamos buenos hábitos dietéticos y les inculcamos una buena actividad deportiva, no que sean deportistas de élite, sino dentro de su vida tengan el deporte, tengan una actividad física, que no estén tomando refresco todo el día y jugando videojuegos, sino que tengan un poco de esparcimiento, eso nos va a ayudar a que estos niños y estos adolescentes de adultos puedan llegar a vencer a este gen mexicano que tenemos nosotros de que ya estamos propensos a la obesidad, como a la diabetes e hipertensión”, añade la especialista María Enriqueta Velázquez Serrano.

La experta menciona que cualquier baja de peso es importante para disminuir el riesgo de padecer diabetes.

“Se ha visto que con una pérdida de 10 por ciento de peso corporal se te regula la tensión arterial, bajan los niveles de glucosa y ya si bajas más de 16 por ciento disminuye la mortalidad como tal causada por la diabetes y por la obesidad”

María Enriqueta Velázquez Serrano
Especialista

La especialista considera que estas disminuciones de peso tienen que ser sostenidas y progresivas, y no se trata de perder kilos que pronto se recuperarán al dejar de hacer la dieta.

“A mí no me vale de nada que el paciente baje 15 o 20 kilos en un mes, si en tres meses los va a volver a ganar. Tiene que ser sostenida y lo que se pretende es que se baje el 10 por ciento de peso en por lo menos seis meses para que sea sostenido y para que sea a largo plazo”, explica la maestra.

Al respecto, el doctor Guillermo Arteaga MacKinney, profesor de la Universidad de Sonora, refrenda que la prevención es importante y cualquier acción que nos ayude a bajar de peso abona en nuestra salud.

“Aquí en México es muy recomendable que cualquier persona mayor de 30 años mida sus niveles de glucosa en ayunas. Hay que estar conscientes de la carga genética que tienen las personas que siempre han batallado con su peso, que no hacen actividad física, que saben que llevan una mala dieta, son personas que deben tener una vigilancia”, explica el profesor universitario.

Arteaga MacKinney considera que las personas tienen que hacerse conscientes de tener una alimentación más saludable.

“Una alimentación sana no es una moda. Nos ayuda a prevenir, y pensemos que las consecuencias de la diabetes son terribles, yo creo que muchos conocen a alguien que ha perdido algún miembro, alguna pierna, que pierde la vista, tiene daños renales, es muy complejo, no es solamente decir tengo diabetes y me voy a poner la medicina y ya. Las consecuencias son muy graves”, expone el nutriólogo.

Fuente: reporteindigo.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 393 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta