Pie diabético, entre las principales complicaciones de la enfermedad

Pin It

Entre 2 y 3 millones de personas que viven con diabetes presentan la complicación conocida como pie diabético, la cual se manifiesta como una herida que no cicatriza y, por falta de control de la enfermedad metabólica, alrededor de 25 por ciento de los casos terminan con la amputación de alguna o las dos extremidades, afirmó Eugenio Rodríguez, miembro del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica y Reconstructiva.

Esta es la herida crónica de mayor prevalencia en el país y con otras de tipo agudo, como las que son complicaciones de una cirugía generan un gasto mensual de 2 mil millones de pesos en el país, dijo.

En conferencia, el especialista advirtió sobre el problema de salud pública que representan las heridas, sobre todo las que son derivadas de complicaciones por diabetes porque además de que deterioran la calidad de vida, cuando se llega a la amputación disminuye la sobrevida de los afectados.

Señaló que cuando hay necesidad de cortar la pierna por debajo de la rodilla, la sobrevida del paciente es de cinco años, pero si a causa de la gravedad de la lesión se requiere cortar más arriba la expectativa de vida se reduce a tres años.

El pie diabético es una de las principales complicaciones de la diabetes descontrolada. Ocurre por el daño en los nervios y vasos sanguíneos que lleva a la pérdida de sensibilidad. Los pacientes no se percatan cuando tienen una cortadura o ampolla que luego crecen y se infectan y el mayor desafío de la enfermedad es que los afectados desconocen que la tienen.

Otro tipo de heridas crónicas que son parte del problema de salud pública son las que ocurren después de alguna cirugía que representan 21 por ciento del total; las úlceras por presión (20 porciento) aparecen cuando las personas se mantienen en una sola posición por largos periodos; y las úlceras en piernas (18 por ciento) que surgen por una deficiente circulación sanguínea en las extremidades.

Fuente: jornada.com.mx

Pin It