¿Puedo quedar ciego si tengo diabetes?

Pin It

Cada cierto tiempo es necesario realizarse una revisión general para saber cuál es nuestro estado general de salud.

Esto es especialmente cierto si eres diabético, ya que hay más probabilidad de tener complicaciones que pueden poner en riesgo la vida y la calidad de vida que se tendrá a futuro.

¿Sabes cómo se afecta la vista por la diabetes?

La retina es una delgada capa que se ubica en la parte posterior del ojo cerca del nervio óptico y se encarga de recibir la luz y convertir esa luz en una señal que se envía al cerebro para que éste pueda interpretarla y decirnos lo que estamos viendo.

Podría decirse que la retina actúa como un intermediario entre el mundo exterior y nuestro cerebro. Cuando la retina se daña esa mediación puede perderse y causar ceguera.

Riesgos en la visión en personas diabéticas

Los altos niveles de glucosa (“azúcar”) en la sangre causan daño a los vasos sanguíneos que se encuentran en la retina, los cambios causados por este daño pueden dividirse en dos etapas principales: 

-No proliferativa, en la cual los vasos se “hinchan” (lo llamamos “edema macular”) y esa agua se filtra hacia la retina; también ocurre que los vasos se cierran evitando que la sangre pase (lo llamamos “isquemia macular”).

-Proliferativa, en la cual comienzan a crecer vasos sanguíneos anormales, que son más frágiles y pueden romperse fácilmente causando sangrado interno, también pueden causar cicatrices internas.

Entre mayor sea el tiempo que las personas con diabetes mellitus tipo 2 han tenido la enfermedad, mayor es el riesgo que tienen de tener alguno de los cambios anteriormente mencionados.

Retinopatía, ¿qué es?

Cerca del 21% de las personas con diabetes ya tienen algún tipo de retinopatía (es decir algún tipo de daño) al momento que se hace el diagnóstico inicial, después de 14-16 años el 41% tienen cambios y después de 16 años casi el 60% los tienen; además tienen de 2 a 5 veces mayor riesgo de tener otras enfermedades que afectan la visión, como lo son la catarata o el glaucoma.

Revisión de la vista en etapas tempranas

Un oftalmólogo puede realizar un examen especial para poder detectar estos cambios, los cuales pueden estar ocurriendo incluso si no has tenido síntomas como visión borrosa, ver puntos negros flotantes o disminución en tu capacidad visual.  

Se recomienda que acudas por lo menos una vez al año a una revisión con tu oftalmólogo para realizar este examen y, en caso de ser necesario, iniciar un tratamiento temprano. Así como ejercicios oculares preventivos.

Cuando se inicia un tratamiento en etapas tempranas el riesgo de ceguera puede disminuir hasta en un 95%.

Es importante que, además de tu revisión anual, continúes con los cuidados que cualquier persona con diabetes mellitus debe tener: controlar tus niveles de glucosa (tener tu hemoglobina glucosilada por debajo de 6%), tener una alimentación equilibrada y realizar actividad física regularmente.

Fuente: yahoo.com

Pin It