¿Por qué comemos más cuando tenemos la glucosa elevada?

La polifagia es un término médico utilizado para describir el aumento de apetito y la ingesta excesiva de comida. También se conoce como hiperfagia y junto con la poliuria (excreción excesiva de orina) y la polidipsia (aumento anormal de la sed) es uno de los síntomas principales de la diabetes. La polifagia se observa en diferentes circunstancias, como ejercicio intenso, ansiedad, depresión, estrés, síndrome premenstrual, hipoglicemia e hiperglicemia, entre otros.

En condiciones normales, cuando el azúcar ingresa al organismo y se convierte en glucosa es captada por las células para convertirla en energía. La causa de la polifagia en la hipoglucemia se debe a que los niveles de azúcar en el organismo están bajos y las células necesitan energía, por lo que el cerebro envía señales para que comamos y así subir los niveles de glucosa. Pero ¿por qué con los niveles elevados de glucosa también nos da hambre?

La diabetes es una enfermedad que altera el metabolismo de la glucosa. La persona se está alimentando, sin embargo, el cuerpo no convierte el azúcar en energía, bien sea por falta de insulina o por problemas en los receptores que captan la glucosa. La glucosa se va a quedar circulando en la sangre, se va a producir hiperglicemia, pero como las células no la están recibiendo para obtener la energía que necesitan, van a enviar una señal al cerebro para aumentar el apetito de la persona. Esto trae como consecuencia la polifagia.

La presencia de polifagia nos habla de una diabetes mal controlada. Para solucionar el problema debemos evitar tener una vida sedentaria. El ejercicio diario, así como también llevar un plan alimenticio adecuado, reduciendo las calorías y las grasas ayuda a disminuir los niveles de glucosa y la polifagia. Otra estrategia útil es consumir porciones más pequeñas de alimento con mayor frecuencia para controlar el aumento del apetito.

Recuerda siempre consultar con tu médico si presentas estos síntomas, mantener una vida activa y una dieta balanceada pues esa es la clave para controlar tu diabetes y los síntomas que la acompañan.

Fuente: DiabeTv / Dra. Sabrina Pozzobon