Beneficios que quizá no conocías del café verde

Pin It

Solemos asociar el color verde con lo natural y lo saludable… ¡Y en el caso del café se cumple nuestro pensamiento! Este grano sin tostar tiene muchas propiedades y sería bueno que las conocieras.

Menos popular, más sano
El café es de color oscuro para todo el mundo (o casi). Hace muy poco tiempo que el verde está disponible en las tiendas y se habla de él en las publicaciones. Los estudios sobre este grano son muy recientes, pero lo que se ya se sabe es un alimento muy poderoso. ¿Cuál es la diferencia con el “común”? Básicamente el tipo de tratamiento que reciben. El primero se tuesta y el segundo se deja tal y como está, es decir, como se extrae de la planta. Pero es el mismo grano, aunque este último es más natural y sus nutrientes están intactos. El aroma es menos intenso y el sabor un poco más amargo, pero vale la pena probarlo.

Potente antioxidante
Los principales componentes de los granos de café son la cafeína y el ácido clorogénico. Cuando pasan por el proceso de tostado aumenta la acción del primero y se reduce la del segundo. Sin embargo, al dejarlo al natural, el nutriente que más está presente es el último. Los estudios han comprobado que el ácido clorogénico es un potente antioxidante que aporta muchos beneficios a nuestra salud. Está recomendado para las personas con diabetes, hipertensión y enfermedades cardiacas. También ayuda a bajar de peso. Además, reduce la acción de los radicales libres que dañan las células. Y no solo eso, ya que también fortalece las células y evita los efectos del estrés y los nervios. A su vez, neutraliza los compuestos cancerígenos del organismo y evita que muten en el ADN.

Equilibrar la glucosa
El metabolismo del azúcar en sangre se desequilibra cuando sufrimos diabetes. El café verde tiene la capacidad para regular los niveles de glucosa en sangre, por ello se recomienda en pacientes con esta enfermedad (sobre todo del tipo 2).

Tratar artritis y reuma
Las dos dolencias más frecuentes en personas de edad avanzada pueden llegar a ser incapacitantes para realizar las tareas cotidianas. Para mitigar los síntomas (inflamación, enrojecimiento y dolor, especialmente) el café verde es de gran ayuda. Esto se debe a sus efectos antiinflamatorios.

Mejorar la concentración
El consumo de una infusión hecha con granos verdes de café o la ingesta del extracto (se compra en casas naturistas) sirve para aumentar la actividad cerebral. Como consecuencia, la concentración y la atención incrementan, así como también la memoria. Se aconseja para épocas de mucho trabajo, estudio u obligaciones.

Reducir la presión arterial
Nuevamente tenemos que hablar del ácido clorogénico, que es el encargado de ofrecer este beneficio en las personas que beben café verde. La dosis recomendada para poder regular la presión arterial elevada es de media taza al día. También puede ser consumido por quienes tienen hipotensión.

Otros beneficios del café verde
-Prevenir la formación de cálculos biliares y renales

-Aumentar la energía y reducir la fatiga crónica

-Ayudar a dejar la adicción al tabaco y el alcohol

-Desintoxicar el cuerpo de los agentes contaminantes de ambiente

-Estimular la actividad física

-Ayudar a la digestión

-Combatir la migraña

-Café verde para adelgazar

Las investigaciones realizadas en Estados Unidos indican que el café verde tiene la capacidad para disolver las grasas que se acumulan en el cuerpo y, por ende, ayudarnos a bajar de peso. Se emplea en personas con obesidad para que puedan alcanzar su peso ideal. Se estima que se reduce cerca del 10% de la grasa solo con beber esta infusión. Vale la pena aclarar el café verde por sí solo no hace milagros y que lo debemos acompañar con una dieta equilibrada y ejercicio físico varias veces a la semana.

Fuente: Mejor con Salud

Pin It