Cereales integrales, los fieles aliados de las personas con diabetes

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se celebró este lunes 14 de Noviembre,  se ha dado a conocer el último estudio sobre hábitos alimentarios y consumo de pan y cereales realizado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Como resultado, ha establecido que sólo el 37,1% de los españoles sabe que los cereales integrales ayudan al control de la diabetes.

Esta enfermedad afecta a 415 millones de personas en todo el mundo, mientras que en España supera los cinco millones. Con la publicación de estos datos, se pretende trasladar la importancia de prestar atención a la alimentación y no solo al tratamiento farmacológico y la práctica deportiva.

Concretamente, el equipo de nutrición de la Asociación de Diabéticos de Madrid aconseja basar la alimentación en productos de origen vegetal como frutas, verduras y cereales integrales o de grano completo, legumbres y frutos secos. En cambio, habría que moderar el consumo de productos de origen animal y evitar los productos muy procesados, ya que son más susceptibles de aportar grasa saturada, grasas trans, azúcar y sal.

Una alternativa al consumo de galletas y otro tipo de bollería podría ser el pan integral o cereales como la avena, la espelta, el mijo, el arroz; así como frutas, verduras y legumbres, que son fuentes de carbohidratos saludables.

“Es importante buscar asesoramiento de profesionales expertos en diabetes que ayuden a sus pacientes a diseñar un plan de alimentación adecuado a sus circunstancias, gustos y tratamiento pautado, es uno de los valores que intentamos transmitir”, ha comentado Juan Manuel Gómez Moreno, presidente de la Asociación de Diabéticos de Madrid. 

Por otra parte, la American Diabetes Association sugiere que las personas con diabetes consuman alimentos de grano completo, eligiendo, en el caso del pan, el de grano entero que proporciona más vitaminas, minerales, fitoquímicos y fibra. De hecho, el estudio “Glycemic Index and Dietary Fiber and the Risk of Type 2 Diabetes” destaca que llevando a cabo una dieta rica en carbohidratos se podría reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2. 

Además, diversos estudios científicos ponen de manifiesto la importancia de un adecuado reparto de macronutrientes para las personas con diabetes. En concreto, la investigación “Diabetes mellitus: tratamiento dietético” afirma que el 55-60% de la energía total aportada con la dieta diaria debe provenir de los hidratos de carbono, de los cuales al menos el 66 por ciento deben ser de absorción lenta, como son los procedentes de cereales, vegetales y leguminosas.

Fuente: consalud.es