Siete consejos que mejorarán la calidad de vida de los diabéticos

Pin It

Algunos consejos prácticos de alimentación para las personas que sufren esta enfermedad.

 

La diabetes atrofia la producción de la insulina en el cuerpo, lo que conduce a una elevación del nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. Una alimentación sana es clave para mantener los niveles de azúcar adecuados y prevenir las complicaciones que ocasiona esta enfermedad.

Si no se trata a tiempo, la diabetes puede dar lugar a complicaciones muy serias, que van desde problemas renales, cardíacos y en los ojos (incluyendo ceguera), hasta un coma diabético.

Si usted es diabético y cree que su menú se reduce a evitar los dulces, se equivoca. La doctora Pilar Serrano Galvis, nutricionista experta en industria alimentaria, aseguró que aunque las dietas deben ser personalizadas (de acuerdo con la edad, el peso y el tratamiento médico), hay algunos consejos básicos que mejorarán su calidad de vida.

Recomendaciones tan sencillas como tomar una cucharada de vinagre antes de dormir y evitar los alimentos procesados como paquetes, sopas instantáneas o caldos de gallina, harán su vida más llevadera y saludable.

Nunca pasar más de tres horas sin comer

Entre comidas se recomienda una porción de 30 gramos de queso blanco, semillas como maní, nueces, almendras o marañones (sin sal ni dulce) o una bebida láctea con probióticos, sin azúcares añadidos.

Aprobadas las papas fritas y la pasta

Puede consumir alimentos energéticos que aportan almidón en pequeñas porciones, como papas fritas pre-cocidas y pasta sin aderezos. Estos alimentos generan un parámetro en la digestión conocidos como índice glucémico, que hace referencia a la rapidez con la que ese almidón se convierte en azúcar, pasa del intestino a la sangre y altera lo niveles sanguíneos de azúcar o glucemia.

Fruta por encima de jugos

Debe consumir cinco porciones diarias entre frutas y verduras, que son la mejor fuente de antioxidantes naturales, claves para ganar mecanismos de defensa. Debe preferir la fruta entera a los jugos porque mantienen su contenido de fibra que controla los niveles de glucemia. Sin embargo, debe restringir el consumo de banano, manzana, uvas y patilla, por su alto contenido de fructuosa. No se recomiendan las frutas deshidratadas o conservadas en almíbar, ni la remolacha.

Las proteínas afectan los riñones

Los órganos que más sufren por la diabetes son los pies, los ojos (retina) y el riñón, porque tienen los vasos sanguíneos más pequeños de todo el cuerpo y se dañan cuando no se logra mantener estables los niveles de glucemia. Una forma de proteger el riñón es evitándole un exceso de trabajo con una dieta alta en proteína. Las porciones de carne, pollo o pescado no deben superar los 60 g (peso crudo). Puede consumir huevo entero por ser una proteína que genera muy pocos desechos que requieran ser eliminados por este órgano. Igualmente, el agua debe ser el líquido de preferencia.

No a los alimentos procesados y a la sal

Evitar al máximo paquetes, sopas instantáneas y caldos de gallina por su alto contenido de sodio. Prefiera sales bajas en sodio para la mesa y la cocina, e incluya otros condimentos como pimienta, chiles, hierbas frescas y ajo como sustitutos de sal.

Una cucharada de vinagre antes de dormir

El vinagre ha demostrado generar un efecto muy benéfico en el control de la glucemia. Por eso, es el aderezo ideal para las ensaladas, mezclado con aceite de oliva y pimienta. Estudios han demostrado el beneficio de tomar una cucharada de vinagre todas las noches antes de dormir.

No todo lo light es saludable

No debe consumir azúcar, jarabes de maíz o caña, panes refinados o blancos y gaseosas. La industria ha evolucionado en el uso de fibras solubles o sustitutos de azúcar. Pero el paciente no se debe conformar con lo que resalten las etiquetas, sino que debe aprender a leer la lista de ingredientes y las tablas nutricionales porque no siempre un atributo light o dietético puede ser una indicación suficiente.

Fuente: Redacción Vivir

Pin It