Eleva el azúcar no desayunar

Muchos estadounidenses son víctimas de diabetes y a la resistencia de insulina gracias al consumo de alimentos procesados por las grandes empresas. Sin las debidas precauciones, la mañana puede ser el momento más peligroso para las personas diabéticas.

Un estudio de la Universidad de Tel Aviv en Israel muestra que si usted tiene diabetes tipo II y se salta el desayuno, puede alterar nocivamente los niveles de azúcar en la sangre de su cuerpo durante el resto del día, lo que puede ocasionar que después de cada comida estos niveles aumenten cada vez más.

Mientras que la respuesta del cuerpo a la insulina, la hormona que ayuda a disminuir el azúcar de la sangre, será lamentablemente inadecuada.

“A pesar de que muchos estudios han demostrado los beneficios de un desayuno rico en calorías para bajar de peso y regular el metabolismo de la glucosa, se sabía muy poco sobre el efecto de saltarse el desayuno en la glucemia (azúcar en sangre), y después de cada comida a lo largo del todo día”, dice la investigadora Daniela Jakubowicz.

“Se ha demostrado que personas enfermas de diabetes tipo II que han omitido el desayuno, están asociadas con un aumento significativo en los niveles de azúcar en la sangre y de HbA1C, que representa el promedio de los niveles de glucosa durante los tres meses anteriores”.

Antes de que se hiciera este estudio, los investigadores ya aseguraban que saltarse el desayuno provoca cosas negativas con la glucosa en la sangre, pero se sorprendieron al conocer lo malo que esto puede llegar a ser.

“Tenemos la teoría de que la omisión del desayuno no es saludable, pero es sorprendente ver el alto grado de deterioro del metabolismo de la glucosa en los participantes que omitieron el desayuno”, dice Jakubowicz.

Según los investigadores, comer hasta el almuerzo también puede aumentar la cantidad de ácidos grasos que se lleva en la sangre, lo que provoca que la insulina sea menos eficaz para disminuir el azúcar en la sangre.

Los estudios también han demostrado que saltarse el desayuno te hace más propensos a ganar peso y aumenta el riesgo de un ataque al corazón.

Empezar el día con un vaso de agua con limón y luego una taza de café, un huevo y fruta ayuda a mi cerebro. Si estás corto de tiempo para el desayuno, mezcla un batido de proteína de suero. Una ingesta diaria de 20 gramos de proteína de suero de leche ha demostrado que mejora significativamente la producción de insulina y el metabolismo de la glucosa.

Por eso indican que el suero de leche o (Whey) Orgánico, no con isolatos, solo puro suero es uno de los mejores alimentos para los diabéticos y para todos.

Fuente: Patricia Martínez / purofutbolonline.com