Dos piezas de fruta al día reducen las posibilidades de padecer diabetes tipo II

Pin It

Un estudio demuestra que las personas que consumen dos piezas de fruta al día reducen en un 36% las posibilidades de desarrollar este tipo de diabetes 

Si consumir fruta es parte fundamental de una alimentación saludable y variada por sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud, ahora hay que añadirle una más. Un nuevo estudio  publicado en el Journal of Clinical Endocrinology&Metabolism de la Endocrine Society, ha demostrado que las personas que consumían dos porciones de fruta al día tenían un riesgo de un 36% menor de desarrollar diabetes tipo II en cinco años.

La diabetes es una de las enfermedades con mayor prevalencia del mundo y un importante factor de riesgo cardiovascular.Se calcula que hay unos 463 millones de diabéticos en el mundo y para 2.045 se espera que este número aumente a 700 millones. En concreto, la diabetes tipo II es una gran carga para la salud pública, pero, lo que es más importante, se puede prevenir. En este sentido, una de las mejores formas en las que se puede conseguir esta prevención es a través de una dieta saludable, que ahora sabemos debe incluir dos porciones fruta entera por día.

El estudio también encontró una correlación entre la ingesta de fruta y los marcadores de sensibilidad de la insulina, lo que significa que quienes consumían más fruta, tenían que producir menos insulina para reducir sus niveles de glucosa en sangre. Esto es importante, puesto que los niveles altos de insulina circulante pueden dañar los vasos sanguíneos y están relacionados no solo con la diabetes, sino también con la presión arterial alta, la obesidad y las enfermedades cardíacas.

DESARROLLO 

Para concluir que la fruta entera tiene una acción más que beneficiosa en la prevención de la diabetes, los investigadores australianos estudiaron datos de 7.675 participantes del Estudio Australiano de Diabetes, Obesidad y Estilo de Vida del Baker Heart and Diabetes Institute.Los participantes proporcionaron información sobre su ingesta de frutas y zumos de frutas a través de un cuestionario de frecuencia alimentaria. Los hallazgos indicaron que solo las frutas enteras redujeron el riesgo de los participantes, así como que el jugo de frutas, es decir, el zumo, no tuvo un efecto positivo.

No vimos los mismos patrones para los zumos de frutas. Estos hallazgos indican que una dieta y un estilo de vida saludables que incluya el consumo de frutas enteras es una gran estrategia para reducir el riesgo de diabetes", subrayan.

¿Puede solo la fruta ayudar a prevenir la diabetes tipo II?

Este estudio es observacional, es decir, hay que tener cuidado con la forma en la que se interpretan los resultados. Lo cierto es que las personas que comían más fruta también tendían a tener una dieta y un estilo de vida más saludables en general, por lo que es difícil aislar la fruta como la única razón por la que algunos participantes tenían menos probabilidades de desarrollar este tipo de diabetes.

Los investigadores se centraron solo en las frutas más consumidas: manzanas, plátanos y naranjas. No obstante, eso no significa que no haya que consumir el resto de frutas, de hecho, dado que todas contienen diferentes nutrientes y fitoquímicos, que funcionan de diferente manera, la variedad es clave.

Cómo incorporar la fruta en tu dieta

A parte de su posible conexión con la diabetes, la fruta es una parte importante de una dieta equilibrada. Las pautas dietéticas recomiendan que la mitad del plato sean frutas y verduras y, sin embargo, un alto porcentaje de la población no cumple con estas recomendaciones.

La fruta está llena de fibra saludable y, entre sus beneficios, se encuentra que ayuda a las personas a sentirse más llenas por más tiempo, lo que también puede evitar comer en exceso. Además, se recomienda que las frutas y verduras ocupen el 60 % del carro de la compra cuando se va al supermercado.

Esto se debe a que no se puede comer algo que no está en la casa, por lo que es importante tener siempre fruta en la cocina e intentar convertirla en postre, es decir, cuando una persona quiera consumir un dulce, que coma fruta.

Fuente: diariodesevilla.es

Pin It

Quien está en línea

Hay 768 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta