6 alimentos que estimulan el sistema inmunológico en diabéticos

Pin It

Integrar el consumo de super-alimentos ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, es fundamental para estimular el sistema inmune en pacientes diabéticos

Como cada invierno es normal que busquemos nuevas formas de protegernos contra el ataque de infecciones virales, resfriados y gripes. Si bien gozar de un sistema inmunológico fuerte y sano siempre ha sido una medida fundamental y esencial, con una pandemia que continua muy activa en todo el mundo es aún más necesario fortalecer medidas. Esto es especialmente relevante en el caso de las personas que viven con diabetes.

La diabetes puede afectar la respuesta inmunológica y nos hace mucho más susceptibles a las  enfermedades e infecciones. Si bien es cierto que existen aspectos del estilo de vida que pueden ser de gran ayuda, como el ejercicio constante, dormir lo suficiente y minimizar el estrés. Es bien sabido que la alimentación juega un papel fundamental en el control de la diabetes y de los niveles de azúcar en sangre, los cuales también son clave para mantener una respuesta inmune fuerte.

Si bien encontrar los mejores alimentos cuando se tiene diabetes puede resultar difícil, los expertos enfatizan la importancia de integrar super-alimentos. Los cuales brillan por su bajo índice glucémico y brindan nutrientes clave que en muchas ocasiones pasan desapercibidos en las típicas dietas occidentales. Por lo tanto son alimentos completos, nutritivos y medicinales que son ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. A continuación 6 grupos de alimentos que serán una poderosa herramienta para estimular la inmunidad y promover un buen control de la glucosa.

1. Frutas cítricas

No es ninguna novedad que las frutas cítricas sean indispensables en toda alimentación enfocada en estimular la inmunidad. De manera especial ejercen un papel relevante en la dieta diabética, ya que su alto contenido en vitamina C que promueve la producción de glóbulos blancos (necesarios para combatir las infecciones). Las frutas como la toronja, las naranjas, las mandarinas, los limones y las limas son fuentes maravillosas de este poderoso nutriente y también son ricas en antioxidantes. son el aliado perfecto para fortalecer al organismo, tienen propiedades antiinflamatorias, digestivas, depurativas y antimicrobianas.  Evita los jugos de cítricos, que pueden elevar los niveles de azúcar en sangre. En su lugar, opta por el consumo de frutas enteras para obtener los beneficios adicionales de la fibra que ayuda a regular el azúcar en la sangre. A la vez son un gran aliado para perder peso, son bajas en calorías y su aporte en fibra les brinda un destacado poder saciante:

  • 1 clementina pequeña: 35 calorías
  • 1 naranja mediana: 62 calorías
  • 1/2 pomelo rosado: 52 calorías
  • 1/2 pomelo blanco: 39 calorías
  • Jugo de 1 limón: 12 calorías

2. Comidas fermentadas

En los últimos meses todos hablan acerca de los beneficios del consumo de alimentos fermentados, en principio por ser alimentos que contienen altos niveles de cultivos vivos y activos; es decir las bacterias buenas que ayudan activamente a proteger al cuerpo de infecciones. Aunque no lo creas estos microorganismos son responsables de más del 75% del sistema inmunológico. A la vez son un grupo de alimentos que brillan por sus propiedades digestivas, mejoran la diversidad mircobiana del intestino y por lo tanto son importantes en numerosas funciones. Se destacan por jugar un papel clave en la pérdida de peso, intervienen positivamente en el estado de ánimo, aportan energía y mejoran el funcionamiento cognitivo. Son ideales para tratar cualquier afección digestiva, ya que combaten eficazmente la inflamación. Apuesta por el consumo de productos como el yogur, el kimchi, el miso, el tempeh, la kombucha y el chucrut, lo mejor de todo es que hoy en día están al alcance de todos y es fácil integrarlos en la dieta diaria. 

3. Nueces y semillas

Claro las nueces y semillas de cierta manera no pueden faltar en toda alimentación saludable y es que son un tesoro nutricional. Los frutos secos y las semillas son buenas fuentes de proteínas, grasas saludables, fibras, vitaminas y minerales. También se relacionan con beneficios para regular el peso corporal ya que sus grasas no se absorben por completo, regulan la ingesta de alimentos y ayudan a quemar energía. Llama de manera particular la atención su contenido en vitamina E, considerada un nutriente fundamental que ayuda a mantener la función del sistema inmunológico. Las nueces y semillas, como las almendras, las avellanas, las nueces de Brasil y las semillas de girasol, son excelentes fuentes de vitamina. A la vez su composición nutricional es un gran aliado para regular el azúcar en sangre. 

4. Sopa de pollo

Aunque no lo creas el remedio favorito de las abuelas para tratar cualquier resfriado, también aporta otros beneficios medicinales. No solo es un plato completo, reconfortante y nutritivo, concretamente el pollo es rico en vitamina B6, que es esencial para producir anticuerpos y otras reacciones químicas en el cuerpo que mejoran la respuesta inmunológica. Lo mejor de todo es que preparar el caldo de pollo casero es muy sencillo, lo único que tendrás que hacer es hervir los huesos de pollo y agregar vegetales que aportan otros grandes beneficios. Se trata de una sopa que contiene nutrientes esenciales que promueven la salud digestiva e intestinal. También es un gran aliado para proteger a las articulaciones, tiene propiedades antiinflamatorias, ayuda a perder peso e hidrata a profundidad al organismo. 

5. Té

La bebida más saludable del planeta no podía faltar en la lista. Si bien beber té caliente es de lo más reconfortante cuando estamos enfermos o con alguna infección en la garganta, el té contiene una larga lista de nutrientes y antioxidantes que estimulan al sistema inmunológico. En concreto las variedades de té verde, negro y blanco contienen flavonoides que son poderosos antioxidantes que combaten los radicales libres en el cuerpo. a la vez se relacionan con grandes propiedades antivirales y antibacterianas, que crean un escudo protector ante el ataque de agentes patógenos.  El té de jengibre fresco es otra gran opción, ya que se sabe que el jengibre disminuye la inflamación y reduce el azúcar en sangre. 

6. Cebollas y ajo

Sin lugar a dudas estos dos populares condimentos son medicina pura y dos elementos muy importantes en la dieta para fortalecer al sistema inmune. El ajo blanco y la cebolla ejercen de barrera frente a la inmunodepresión, que se relacionan con su capacidad su alto contenido en antioxidantes que son capaces de combatir los virus y las bacterias. De manera especial el ajo aporta compuestos sulfúricos únicos, que apoyan los sistemas naturales de desintoxicación del cuerpo, aumentan la inmunidad y atacan cualquier proceso inflamatorio. 

Fuente: eldiariony.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 479 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta